Blogia
Vailima

EL HIJO MUERTO

EL HIJO MUERTO Cuando una desgracia nos invade, nos llena de dolor y la rabia se materializa en unos ojos y una expresión tensa como de rigor mortis, buscamos consuelo. Consuelo incluso en personas que no conocemos. Yo he buscado (y lo he encontrado) ese consuelo en mi marido, en mis amigos, en los lectores de este blog y en cada uno de los miles de personas que durante dos días hemos salido a la calle. He llorado y he visto como otros lloraban por un dolor universal a kilométros de aquí pero tan cerca de nuestro corazón y de nuestra razón.

Como ciudadana, Sr. Aznar, yo le tengo a usted como padre político (como algo inevitable para mí), y como hija usted no me ofrece consuelo. Usted me miente, nos miente a todos, usted me ha llevado, por su imprudencia y sordera, a que el dolor que he sentido y siento sea inconmensurable. Usted está dando palos de ciego, intentando escapar de la verdad, como hace unos días otros intentaban escapar del tren que les iba a llevar a la muerte, es decir, desesperadamente.
Sr. Aznar, usted es el Calígula que nos dirige, que improvisa descabelladamente para capturar la luna, que impone sus locuras envueltas de cordura mesiánica para ser Dios, que nos viste con túnicas manchadas de sangre y con mortajas bordadas con palabrería y mentira.
Sólo espero que, al igual que los terroristas, no tenga un sólo día de descanso y que la pesadilla de la consecuencia de sus decisiones le sea tan inevitable e inconsciente como el aire que respira. A usted, Sr. Aznar, se le han muerto muchos hijos que no estaban en ese tren y, eso, presidente, para un padre es estar muerto en vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

tamara -

me gustaria saber como puedo ayudar a un madre con ese tipo de dolor, ya que yo no soy muy apegada a ella. Mi relacion con ella s por serla amiga de un hijo de ella, no del que se murio sino otro.
Me da mucha desesperacion evrla contarme su angustia y no poder hacernada, sin saber que decirle, por eso me he quedado callada y solo la escucho con atencion.
Me he sentido inpotente al pasar ese momento.
Porfavor si me dijeran que decir o mas datos sobre la situacion, seria formidable
GRACIAS
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres