Blogia
Vailima

DECONSTRUCCIÓN I: ARDE POMPEYA

DECONSTRUCCIÓN I: ARDE POMPEYA

Excavar en la memoria de objetos, edificios e imágenes que aún siguen a la vista, que no fueron enterrados por el paso de siglos, es también una disciplina de la arqueología, y una corriente del arte contemporáneo que utiliza sus métodos para investigar en la comunicación del pasado con el presente. De esta forma, Lara Almarcegui apila los escombros de una casa derruida en el mismo sitio donde se ubicó en su origen y establece una línea ininterrumpida en el tiempo, que se inspira en los arqueólogos que reconstruyeron Pompeya.”

Esto que ustedes acaban de leer es la introducción con la que se anuncia, en el último número de la revista Descubrir el Arte, la muestra de arte contemporáneo con la que el PAC de Murcia se estrena.

He de confesarles que no sé por dónde empezar. He contado hasta veinte, unas cincuenta o sesenta veces y tecleo estos caracteres en el ordenador con manos temblorosas.

¿La montaña de escombros es una obra de arte que responde a “una corriente del arte contemporáneo que utiliza…”?

¿Esta cosa necesita de un discurso como el que encabeza el post para que sea una obra de arte? Por lo tanto:

¿Son discursos como éste los que llenan no sólo el vacío conceptual sino artístico de este tipo de productos?

¿Creen ustedes que los arqueólogos están entusiasmados con el “hecho” de que se les compare con los artífices de esta particular “comunicación del pasado con el presente”?

Evidentemente, me dirán, uno puede inspirarse como quiera y dónde quiera. De ahí la libre naturaleza del arte que llamamos contemporáneo. Desde la ignorancia con la que mi mirada estética contempla determinadas manifestaciones denominadas por los entendidos “artísticas” surgen todos esos interrogantes a los que no encuentro una respuesta digna y cabal. Quizás la comprensión de este tipo de obras pase por no plantearse este tipo de cuestiones o, simplemente, que esa libertad intrínseca se proyecte también al espectador de tal modo que pueda contestarlas ad libitum.

Lo que sí entiendo es que puestos a hacer paralelismos entre arqueología y escombrera, cualquiera pueda pensar que tan periodistas son los profesionales del periodismo como el vendedor de periódicos o como el personaje televisivo que ha obtenido su licenciatura a base de hincar las ingles en honoris causas como es una verga rentable. Claro, que cada uno vende lo que quiere y puede: sólo es cuestión de elegir y que te dejen y si no, que se lo pregunten al diario El País por su colección dedicada al gran científico español y contemporáneo, Iker Jiménez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Jean -

Lara Almarcegui es una artista genial. Llamádla arqueóloga, excavadora, simple fotógrafa o lo que queráis. Y es un placer que aparezca en revistas como Descubrir el Arte, ya que sirve para que cada vez sea más conocida. Gracias por el post.

Lumen Dei -

Las únicas deconstrucciones que yo elaboro de cuando en vez como artista, son fecales. Hay mastuerzos sin formación académica -o con ella- que llaman a mis obras "diarrea".

Sic traqnsit gloria mundi

Vivimos en un mundo de escasos valores en general, y espirituales en particular.

isabelbarcelo -

Me quedo bastante desconcertada ante esta obra de arte. No logro dilucidar su sentido, la verdad, ni en dónde reside su factura artística, pero lo que más me desconcierta es que se la compare con Pompeya. Qué tendrá que ver excavar con amontonar. Besitos, guapa.

Vailima -

Koke: no conocía yo esta vertiente tuya tan "limpia". Lo de las sardinas me ha llegado al alma. Es lo más...
Naboleón: no sé contestar tu pregunta. Probaré amontonando dos ladrillos o tres y te diré.
Lady: como veremos mañana, creo que nos pierde el lenguaje.
Brujo: claro que leí tu post. La cosa es acojonante, casi como los cuatro minutos y treinta y tres segundo del Cage.
Hay que tener cojones.
India: me has matao con el del urinario. Y mira que yo al Duchamp le tengo aprecio...

india -

Duchamp: « Arte es lo que el artista llama arte »

...

el brujo don carlos -

Cada día estoy más a favor de este tipo de arte: me entusiasman los que tratan de explicármelo.
¿Leíste mi post sobre la exposición vacía? Al menos esta señora se ha molestado en apilar los escombros :)

ladydark -

No se que decir, me he quedado tras la trinchera que esta enfrente de la deconstructiva obra de arte tan, tan, tan contemporánea. Es por si acaso se deciden a de-deconstruirla y empiezan a volar cascotes...

Naboleon -

¿No será todo esto fruto del "relativismo" que impera en todos los aspectos de nuestra moderna sociedad?

vanina vainilla -

Rotterdam, ciudad que conozco bien y donde fijo que no vuelvo. La palabra horrorosa, no basta.

Siguiendo está línea "artística", tan en auge. Cada día en casa esparzo la basura por el piso, creando un vínculo espirítual y artístico. Todo queda fundido en una nube de olores y colores que me transportan, sobre todo el día que hay sardinas.
De verdad, hay cosas que me ponen del hígado.

Koke

jafatron -

Pa cagarse. Escanéame esas páginas, por favor, que las colgaré en el lavabo y así no tendré que llevarme la guitarra nunca más.
No he podido evitar que me viniera a la mente el lugar concreto en el que habrás leído ese artículo, y ahora te entiendo mucho mejor. Al final todo cuadra Vailima, y a falta de sentido estético en la obra, la idea del montón de mierda tiene, cuando menos, una conexión inmediata con el presente.

Vailima -

mizo: tienes razón. El tiempo pone a cada cual en su sitio y el olvido es su mayor aliado. Por algo será.
Salamandra: pandilla de desalmados. Ahora llamo al ministerio y les pongo los puntos sobre las íes.

Salamandra -

Acabo de mirar la página de la Wikipedia sobre Pompeya, no veo nada que parezca un montón de escombros.

Habrá que llamar al ministerio de cultura, desde la ventana veo como unos albañiles, tras crear unas interesantes obras de arte, indistinguibles de las de la foto, las canibalizan para fabricar unifamiliares.

mizo -

Tras la meditación... al igual que un pueblo padece los políticos que se merece, el arte perdura en el tiempo por su propio valor como arte y sin necesidad de publicidad financiada. Las pseudoobras de arte que precisan de artificios y propagandas COMERCIALES muy discutibles, necesitan sólo el paso del tiempo, y a veces de muy poco tiempo, para colocarse donde se merecen, en la escombrera, en la basura, en el olvido.

Vailima -

No seas cobarde, mizo. ¿O acaso el calla otorga y has contemplado lo sublime de esta obra sita en la ciudad de Rotterdam?
dios... qué estragos hizo la casa de Alba!!!
buen lunes, amigo.

mizo -

No, no, no comento,no puedo. Mejor me voy a buscar un rincón tranquilo para meditar un rato. Paseis buen y artístico no escombrero día.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres