Blogia
Vailima

EL HOMBRE SIN ATRIBUTOS

Cuando tengo un nuevo post en mente, lo primero que hago es acudir a la web para capturar la imagen que me parezca más apropiada en cuanto a dimensiones, colores y nitidez. En este universo al alcance ya de muchos, Dante lo hubiera tenido difícil: las cosas no son siempre como se nos muestran y en cuanto a imágenes se refiere, le hubiera resultado penoso discernir entre el paraíso, el purgatorio y el infierno.

Hoy quería hablarles de una obra de Jan van Eyck titulada Retrato de Jan de Leeuw. Como es mi costumbre he acudido a mi particular museo virtual y compruebo atónita que me han robado. Sí, robado. Pero no sólo a mí, sino a todos ustedes también. Me explico.

De la obra en cuestión, me interesaba más que el lienzo, el marco. No es que la edad me haga delirar, ni tan siquiera he pasado mala noche, ni tengo enfermo a ninguno de mis vástagos, de ahí que el post de hoy no verse ni de Tita Cervera ni de la real familia. El robo se explica porque las imágenes que se ofrecen de la obra aparecen sin marco y sin él, no tengo post. Solucionado este punto, gracias a una dosis de paciente búsqueda y al photoshop, comienzo con el mismo.

van eyck-jan de leeuw sin marco

El hombre del lienzo, ricamente vestido, nos dirige una mirada penetrante. Acostumbrados como nos tiene van Eyck a los detalles, la descripción de los rasgos faciales del retratado es minuciosa: boca carnosa, cejas bien definidas, el nacimiento del pelo apenas visible bajo el cubrecabezas…

La mano izquierda se encuentra en reposo y, la derecha muestra un anillo que alude a la profesión del caballero. Jan de Leeuw era uno de los mejores orfebres de Brujas, un burgués que quiso ser inmortalizado gracias al arte.

Hasta aquí el lienzo que, como les decía al comienzo del post, es lo menos interesante de esta obra. Lo que me llama verdaderamente la atención es el marco.

van eyck-jan de leeuw con marco

No se trata de un marco corriente ya que fue pintado por el propio artista. Fingiendo metal, rodea el marco una inscripción en verso que nos informa, además del nombre del artista y la fecha de ejecución, de la identidad y hasta la fecha de nacimiento del retratado. Curiosamente, valiéndose de un original recurso, el apellido no está escrito sino figurado mediante un pequeño león. La inscripción es perfectamente legible:

JAN DE (LEEUW) OP SANT ORSELEN DACH DAT CLAER EERST MET OGHEN SACH 1401 GHECONTERFEIT NU HEEFT MI IAN VAN EYCK WEL BLIICT WANNWEERT BEGA(N) 1436

y de ella podemos deducir el impulso que mueve al artista hacia una perfección del resultado: según la inscripción, la fisonomía del orfebre no ha sido “retratada” sino “gheconterfeit”, imitada, aludiendo a la absoluta fidelidad con que ha sido representado.

Siempre más allá, exquisitamente más allá –diría yo-, van Eyck pinta o mejor “graba” de forma ilusoria las palabras alrededor del marco. Las del borde inferior se encuentran al revés por lo que para seguir leyendo uno tiene que coger el cuadro e irle dando la vuelta mientras lee.

¿Comprenden ahora porqué era tan importante mi marco? Porque sin él, el cuadro no está completo al tratarse no sólo de una superficie pintada sino de un objeto tridimensional que además de contemplar podemos tocar.

Como las joyas creadas por el mejor orfebre de Brujas.

pd. Para mañana les tengo preparado un post de lo más jugoso. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

SERGIO -

PRIMERO QUE TODO BUENAS NOCHES JAJAJAJ NI ME BUSQUEN QUE ESE NO ES MI CORREO PERO EL NOMBRE SI, NOSE QUE TENDRA DE BONITO EL CUADRO PERO BUENO ESTA VACANO OJALA PUDIERA PINTAR TAN VACANCITO. LO UNICO QUE NECESITAVA ERA EL MARCO O COMO LE DIGAN UNQUE TIENE UN PROBLEMA QUE ESEL NOMBRE DE AGUIN QUE AHY PERO NO IMPORTA ESO TIENE ARREGLO COMO TODO ESO CREO BUEO CHAITO SE CUIDAN Y SI ESTA VACANO EL CUADRO TIENE UNO QUE SER UN ESPERTO PARA PODER CRITICAR COMO ALGUIN QUE VI, SE CUIDAN Y QUE LA PASEN BONITO Y SOY DE COLOMBIA JAJJAJA.

Mnemosine -

¡Nunca dejará de sorprenderme! Estos holandeses curiosos...

Virginia -

No sé si es la imagen que has conseguido o si el cuadro es realmente asi pero ¿no has notado que está muy desproporcionado? Me parece que tiene una cabeza enorme para esas manos tan pequeñas.

¡Qué razón tienes con lo del marco! Cuando voy al Prado es algo en lo que me fijo mucho, en mi casa nada tiene marco, tampoco tengo cuadros colgados pues me gustan más los posters o las fotografías sin marco, creo que distorsionan y o lo piensas mucho para que el marco acompañe o es mejor sin él.

Me gustan mucho los marcos con una pequeña chapa y el nombre que en el Prado hay tantos, no me gusta tener que mirar al lado el nombre. Un besazo

Vere -

Que a gusto en esta casa!
Leeuw o el Ulrich (matemático escéptico e idealista) del S XV. Curiosa asociación.

Gatopardo -

Es una alegría diaria leerte, aprender, y degustar tu forma de discurrir por el texto, tu forma de frasear y de resolver.
¡Que joya tengo a mi alcance!
Gracias, Vailima, muchísimas gracias.

Vailima -

"Vailima" era el nombre de la casa donde vivió Stevenson en Samoa. Una bitácora es un cuaderno de viaje y me pareció que Vailima era apropiado por su emplazamiento (los mares del sur), por lo que era (una casa y como tal debe ser algo entrañable y acogedor) y por su propia etimología (cinco ríos) para el blog (lugar donde confluyen diferentes temas y diferentes gentes para unirse en un lugar determinado). Esa es la razón, independientemente de la canción de Aute que no obstante me trae muy buenos recuerdos.

CM -

¡Qué delicia y qué regalo leerte, Vailima! —¿y por qué «Vailima»...?—.

Me quedo muda.

¡Muchísimas gracias!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres