Blogia
Vailima

NADA POR AQUÍ, NADA POR ALLÁ (2)

NADA POR AQUÍ, NADA POR ALLÁ (2) Como veíamos ayer el hábito del ladrón del cuadro se asemeja al de los hermanos dominicos aunque faltaría el cordón y la capucha y, como puede apreciarse, el tocado es absolutamente profano. Con el arma de la Inquisición en su poder, la orden formaba la guardia papal a la hora de combatir a las brujas.
Sin embargo, en los Países Bajos, muchos reprobaban esta “histérica” cacería. Como anécdota, recordar que en 1481 un predicador dominico declaró ejes a ciertos miembros de la burguesía de Gante. Como respuesta, el consejo de la ciudad mandó llevar a prisión al dominico sin proceso alguno, prohibiendo, además, dar limosna a ningún miembro de esta orden ni asistir a sus servicios religiosos. Vamos, que no se andaban con chiquitas, como diría aquel.
Al igual que los humanistas, quienes se puede decir que fueron los que más lucharon contra la caza de brujas y la Inquisición, El Bosco nos quiere dejar su aportación al respecto con este lienzo. Siguiendo las declaraciones de Erasmo de Rótterdam por las que aseguraba que “el pacto con el diablo era una invención de los maestros que combaten la herejía”, el pintor nos muestra la confabulación del charlatán con el supuesto monje.
Como vemos y como le ocurre al personaje inclinado sobre la mesa, los sentidos nos engañan. Sobre todo la vista. Fíjense por favor. Este personaje no es un varón. Se trata de una mujer. Fea como un demonio, pero mujer. Si quieren hagan un acto de fe y créanme por varios motivos (uno de ellos, perfectamente visible).
Aunque el perfil de esta vieja dama del s. XV sólo sea superable por el de forma de grifería de diseño de nuestra simpática Rossi de Palma, El Bosco incluye un atributo que sólo las amas de casa poseían: la llave que lleva colgada de la cintura.
El segundo motivo por el que se puede afirmar que nuestro personaje transexuado es una mujer es porque después del “Malleus maleficarum” (manual usado por la Inquisición), la mujer se caracteriza por su credulidad y porque se deja seducir por el diablo más fácilmente y a menudo que el hombre (permítanme que no haga ningún comentario sobre esta afirmación que me sale humo por las orejas y en este momento no estoy fumando…¡cosa tan rara!)
Bien. Contemplen cómo el ilusionista ejerce su poder sobre la vieja dama. Sin hablar. Sin tocar. Su arma es la mirada: el mal de ojo que envicia el aire alcanzando a la víctima tal y como se exponía en el manual arriba mencionado.
El charlatán, el ilusionista, el impostor o como queramos denominarlo, es el único personaje que lleva sombrero, ese sombrero tan de moda entre los nobles de la corte de Borgoña del siglo XV y, que después sería adoptado por burgueses acaudalados como uno que les presenté en otro post. ¿Podrán hacer memoria? Doy una pista: la escena representaba uno de esos días en los que la gente dice que es inmensamente feliz…
Es evidente que el sombrero confiere una falsa respetabilidad al mago. Si El Bosco quiso atraer nuestra atención con el hábito del monje, igualmente con el sombrero alude a los Habsburgo y a los duques de Borgoña a quienes pertenecía su ciudad desde 1477.
¿A que no adivinan dónde residía el Archiduque Maximiliano cuando hacía una escapadita a la ciudad de El Bosco?
No hay más que contemplar la obra.

Y hasta aquí llegamos hoy. Mañana, víspera de nuestro viaje a Madrid, les hablaré de animales mágicos, de alquimia y del Tarot (por supuesto desde el punto de vista del análisis del lienzo, no vaya a ser que Tio Petros me excomulgue por ello). Así pues, a la magia del viaje le precederá la magia de la historia del arte. Buen comienzo. Creo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

7 comentarios

Vailima -

Gracias Palimp. Ya te contaremos.
Klapaucius, lo de tu comentario por duplicado ¿no será cosa de magia? No sé, no sé.

Palimp -

Segunda vez que lo leo. Espero la tercera parte y que lo paséis bien por Madrid.
Saludos.

Lemonter -

Supongo que tienes reconocido conocimiento acerca de la Divina Comedia, estoy intentado una investigacion sobre la obra y me gustaria que me apoyaras. Alli estan mi direccion y mi blog. Te sugiero que no leas el ultimo y me mandes una confirmacion de la propuesta. Por lo demas,...

Klapaucius -

vaya, si que es curioso que se haya duplicado mi mensaje él solito al cabo de unas horas...

Vailima -

No sé cómo podeis contestarme tan correctamente con lo nerviosa que estoy por conoceros...

Carl Philip -

Claro que podemos hacer memoria. La prueba
http://www.infoaragon.net/servicios/blogs/vailima/index.php?idarticulo=200405201

Klapaucius -

Pañuelo blanco, gorro marron, niño de la mano, bolsa, llave colgando... Interfecta soltera, mayor, probablemente empleada en buena familia o hermana de adinerado. mmmm casi seguro que no fue una mujer al azar.

Del “Malleus maleficarum”... sólo es un compendio de virtudes patentes en todo el antiguo testamento y la tradición hebrea sobre la impureza intrínseca de la mujer sobre un fondo a imagen del creador, pero pasadas por la batidora de la edad media.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres