Blogia
Vailima

EL DESNUDO EN INGRES: “El baño turco”



Contemplen la escena. Más de uno estaría encantado de estar ahí. No se apuren, que no puede ser. Sólo miren, como lo hizo el anciano que pintó el cuadro y que, con orgullo escribía AETATIS LXXXII (a la edad de 82 años). Pocos años antes de su muerte, Ingres todavía pasaba a diario hasta seis horas pintando al caballete y disfrutando de su reconocida fama como “representante de las bellas artes del Senado” según el título que le fue otorgado por Napoleón III.

Aunque la obra que nos ocupa fue firmada en 1862, Ingres continuó retocándola durante un año más. Sin duda poco tiempo para un cuadro que, según su creador, constituía la síntesis de toda su carrera. Por este motivo, el pintor no tuvo la necesidad de recurrir a modelo alguna ya que echó mano de los bocetos y cuadros que había ido reuniendo a lo largo de su vida.
Los 108 cm. de diámetro albergan las 20 figuras de bañistas, odaliscas y sultanas exóticas que el anciano pintaría por última vez.

Quisiera que me permitieran un breve paseo por el concepto del desnudo antes de entrar más a fondo en el lienzo que hoy tenemos entre manos para entender de forma más clara aquello que rondaba en la mente del artista antes, si quiera, de que cogiera el pincel. A ver si lo conseguimos...
El desnudo en Ingres más que un tema constituye una forma de arte, una modalidad que no debe entenderse como mero argumento del cuadro sino como motivo único, como expresión de la perfección formal o como ideal platónico de belleza aun cuando el cuerpo femenino configure la escena en su totalidad.

Para entender mejor la importancia del desnudo en Ingres comencemos por su principio: siempre empezaba sus cuadros a partir del dibujo de figuras desnudas que empezaba a vestir mediante estudios independientes de ropajes. ¿Han imaginado algo más erótico desde el punto de vista artista-hombre?. Toda una sutileza pecaminosa si pensamos que lo propio es justamente lo contrario.
De esta manera, el artista transmite la arquitectura de las diferentes anatomías que si bien ocupan un lugar en el lienzo además lo definen. Este método responde a una tradición en los talleres de la época por la que se distinguía de forma separada el dibujo del desnudo del de las figuras con ropajes. Aún podríamos decir más. El desnudo habría que entenderlo igualmente como aquel medio por el cual se nos permite llegar a la verdad de la representación del cuerpo y de su ocupación en un espacio ilusorio. Un fenómeno este Ingres.
A lo largo de la historia del arte, el desnudo ha servido tanto para escandalizar (como expresión de lo erótico), como para experimentar con innovaciones estéticas. En este sentido Ingres junto a Manet, Picasso, Matisse o Modigliani han hecho del desnudo el cómplice ideal para manifestar su particular visión del erotismo, bien desde el idealismo, desde el realismo o como fuerza en erupción de la naturaleza humana.

Bueno amigos, hasta aquí esta breve introducción que iremos desarrollando más detalladamente el próximo lunes. Mientras tanto, experimenten con los sentidos si tienen ocasión (y les es permitido) como figuras de un particular “baño turco” de Ingres. El sufrimiento por el retorno al trabajo después de estos días de asueto se verá recompensado si, en honor al anciano pintor, otorgamos unos instantes a la pasión. Hasta pronto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

12 comentarios

Vailima -

La cuestión no es autocopiarse sino una especie de entrega (que nosotros quizás no entendamos) a esta figura como expresión (aunque en diferentes escenarios) de una perezosa sensualidad. A lo largo de su carrera como pintor no cesa de hacer un homanaje a su Tiziano y a su Poussin, entregando su imaginación prácticamente a esta única pose. No obstante, aunque no podemos hablar de "ensayo" ni de "autocopia", esta pose es sin duda de sus favoritas y la que mejor ilustra su noción de la belleza. La línea somete a la luz y al color. Si te has fijado en las obras que has tenido la suerte de contemplar (desde mi punto de vista, claro, Ingres ejecuta a su antojo desproporciones y deformaciones de algunas partes de la anatomía de estos desnudos (hinchados pies, delgadez de piernas, torsos macizos, ausencia de caderas...) con la idea de corregir la naturaleza por la belleza creando la euritmia de la línea de contorno. No hay que olvidar que Ingres puede considerarse un arquitecto del desnudo femenino y no parará hasta conseguir sus objetivos.
Espero haberte aclarado algo tu duda.
Un saludo

Lola -

Vailima, sólo una pregunta: he estado viendo justo este cuadro hace unas semanas y vi que Ingres también pintó otros 2 o 3 más en los que la figura principal era la mujer que aparece iluminada en el que has enlazado, pero exáctamente la misma, quizá sólo variaba la postura de una mano o lo que lleva en el pelo, por lo demás, exactamente igual. ¿Tiene eso algun justificación? ¿estaba ensayando? ¿le dio por autocopiarse?

Carlos -

jajaja... Muy bueno lo de Newton, Palimp xd

me ha gustado mucho el post, sabía algo de desnudo fototgráfico pero no del aplicado a la pintura, no hace falta decir que espero leer pronto el próximo post (sobre todo si cae alguno de Moglidiani y su inquietante uso del desnudo :D)

Carl Philip -

Y yo pensando que el afortunado era yo. Vivir para ver. Y el caso es que sigo pensando igual.

Logan -

Interesante el tema del desnudo. Inocencia o vergüenza, pureza o pecado. Pero, ¿y más allá de las oposiciones? El desnudo de Adán y Eva en el Paraíso, o el desnudo de los dioses griegos, se libra de esa visión dualista, no es más que la naturaleza sin velos... Y en fin, más allá de trascendencias, ¡qué agradable es contemplar el desnudo! El anciano de 82 años, ¿no se moriría al poco tiempo? Sería interesante saber cuál era su visión del asunto, si nadaba en trascendencias o si simplemente contemplaba y pintaba en el gusto por la pura intrascendencia.

Un saludo.

Vailima -

¡Qué afortunada soy al teneros como amigos!
sois la leche

Palimp -

¿Quejarme yo? Al contrario; ¡Ver desnudos y adquirir cultura a un tiempo! Eso es ser pedagógico...
Me recuerda a cuando colgué un poster de una modelo desnuda fotografiada por Helmut Newton. Cuando me miraban mal, ponía cara de pedante y decía 'Es ARTE'.

Carl Philip -

¿Conservadores? Eso seríá si nos quejásemos. ¿Tú te estabas quejando, Palimp? Y no, claro que ningún arte tiene nada de malo. No siquiera el Ars amandi.

Vailima -

No os pongáis tan conservadores... yo sólo hablo de arte ¿qué tiene de malo?jejeje
bueno, he de reconocer que lo de las vacas... arte, arte, como que no, pero las chicas Ingres no están nada mal ¿eh?
p.d. Carl, siento mucho el cuelgue del messenger. No sé qué ocurre pero me caigo cada dos por tres

Carl Philip -

Coincido con la opinión de Palimp. Vamos a tener que ponerte un signo de clasificado para adultos. ;-)

Vailima -

jejeje
soy como las viejas glorias rockeras... cuando vuelven lo hacen impactando... jajaja
aunque la imagen de las dos vacas humanas es insuperable.
un abrazo

Palimp -


Arf, arf, arf, Auuuuu!!!!


Esto no se pone sin avisar...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres