Blogia
Vailima

DURERO: LA MANO DE DIOS


Ala de una carraca (Corracias gerula). 1512. acuarela y aguada sobre pergamino. 19,7 x 20 cm. Viena, Graphische Sammlung Albertina.

Durero fue, si me permiten la afirmación, el primer prerrafaelita de la historia. “Cuanto más fiel sea tu obra a la figura viviente, -rezaba uno de sus principios-, tanto mejor será”. Y sin ninguna duda nadie puede negar que su “fidelidad” era absoluta. El pintor obsesionado con su imagen quizás quiso jugar a ser Dios; o retar a Dios. El caso es que su destreza con el dibujo y, con ésa técnica tan escurridiza y frágil como es la acuarela, hizo que de su mano surgieran plantas y animales que hubieran confundido al Todopoderoso. Su magia a la hora de crear y recrear las figuras (llámenlo como quieran), su minuciosidad en hacer brotar del pincel una hoja o un pétalo; el detalle y el mimo con el que dotaba a cualquier ave de una pluma e incluso un plumón más, hacen de este artista al que tanto admiro un pintor excepcional.

¿Acaso Dios apoyaba su mano sobre la del pintor de Nuremberg?

Sólo Él lo supo.


Gran tabla de césped


Iris


Cabeza de ciervo


Pájaro azul muerto

El interés por el estudio de la naturaleza de Durero llega a tal nivel de perfección que ya en 1502 crea esta liebre tan famosa en los últimos tiempos. La piel del animal, realizada a la acuarela y aguada utilizando un finísimo pincel produce un efecto de realidad en el espectador que la contempla. No sabemos de qué artimañas se valió el Creador en su obra, pero sí sabemos el truco que utilizó Durero en esta obra. ¿Sabrían decirme cuál?


La liebre

Nota: aunque la visualización de las imágenes sea un tanto incómoda por las dimensiones de éstas, he preferido reproducirlas de este modo para que puedan apreciarse los detalles sin dificultad.
Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

Adrián -

pasaba accidentalmente por aquí, pero ya que nadie responde a la pregunta del "pincel de un solo pelo", lo hago yo.. los pinceles de acuarela no pueden tener un solo pelo, ya que necesitan varios pelos para poder retener agua mediante capilaridad.
2º una vez secos, si se vuelven a mojar los colores se levantan, por lo que pueden añadirse "luces" (más bien claros) aunque no con el brillo de las luces reservadas.
3º estaría bien hablar un poco del papel, en las acuarelas de Durero es un dato relevante.
Menos manos de Dios y más atención al contexto, que no hablamos de un acuarelista moderno (la acuarela no siempre ha tenido la misma consideración)

MINCHO -

He pintado la liebre, (Algo parecido) Con acuarela 60 cm de alto. Me gustaría saber el tamaño original.
(He utilizdo de modelo la imagen de otra página. En esta se ve más nitidez. Gracias por las imágenes)

El viejo mas joven del palco -

Pues yo lo seguiré llamando "el trozo de turba" lo de césped, como que no, me recuerda a los campos de golf, en todo caso yerba.
Verlo en el Albertina de Viena en directo, hizo que valiera la pena aquel viaje extraño.

Vailima -

No me cabreas...
bueno, sí. jeje
la traducción no es mía. Será prado o pradera o lo que quieras, pero recuerdo que ponía césped. Estoy viendo las fotos y francamente están horribles con ese tamaño. Se deforma toda la página aunque se aprecian mejor los detallles.

Vere -

Es un placer entrar al azar en tus archivos, como veo que te siguen comentando, me da gana de escribir algo sobre las carracas, tan bellas, el pájaro es un arrendajo y ...no quiero cabrearte en tu estado actual, pero es prado, nunca cesped -en mi modesta opinión- Un abrazo...y las orejas son así.

Pedro -

En esta otra dirección

http://www.she-philosopher.com/gallery/melancholyP1.html

se proporciona una explicación algo distinta del proceso de la pintura. Se cita la fuente "Albrecht Dürer and the Animal and Plant Studies of the Renaissance" de Fritz Koreny (1988).

Es muy interesante la observación de que Robert Hooke en su Micrographia refleja 19 veces la ventana de su estudio en el ojo compuesto de una mosca.

También se indica aquí la especie/subespecie de la liebre: Lepus (Linnaeus, 1758) europaeus Pallas.

Se aduce que el artista pintó del natural por el detalle del reflejo de la ventana en el ojo, pero yo creo que no es prueba suficiente, pues en la época los taxidermistas disponían de cristales para imitar el ojo, y el fenómeno del reflejo se produce igualmente.

Ya no doy más la vara.

Pedro -

Vailima: No recuerdo haber visto una libre en mi vida. Lo de las larguísimas orejas es una observación de 'Syringa' en el recién estrenado blog Terra Incognita (Hic Sunt Draconis), en concreto en el post

http://hicsuntdraconis.blogspot.com/search?q=largu%C3%ADsimas

¿Es posible que se le hubiera ido la mano con las orejas al taxidermista que preparó el modelo?

¡Ah! y muchas gracias por tan soberbias imágenes. Casi se puede ahorrar uno el viaje a Madrid.

Pedro -

Primero esbozó la imagen e hizo una primera pasada con acuarela rebajada color marrón. Luego trabajó la textura del pelaje con pinceladas claras y oscuras con acuarela y aguada (forma opaca). Después lo fue completando añadiendo diversos detalles refinados, como los bigotes y el reflejo de una ventana en el ojo del animal. Al final su monograma y la fecha, señal de su aprobación.

Se cree que la liebre era un ejemplar disecado y relleno. ¿Explicaría eso las en apariencia desproporcionadas orejas?

Fuente:
http://www.artyfactory.com/art_appreciation/animals_in_art/durer/albrecht_durer.htm

Adolfo -

Es impresionante el realismo de esta Liebre, en la acuarela como se sabe los blancos se obtienen reservando areas de la misma cartulina blanca, sin embargo esos minuciosos brillos o toques sutiles de blanco puro (aparentemente), al parecer fueron dados con témpera, saludos

Vailima -

Se agradecen tus palabras, Cristina. Sin embargo, lo mejor de todo hubiera sido, cansados ya de tanto arte, tomar unas cañas con todos vosotros. Sin ninguna duda, lo mejor.
Un abrazo

Cristina -

Impresionante esta serie de Dureros. Por cosas así merece venir a la UNi (en casa no se me carga)

Me reitero: habría sido maravilloso tenerte explicando la expo en Madrid...

Vailima -

Palimp, las luces hay que trabajarlas al principio. No sé cómo lo harían por aquel entonces pero ahora lo primero es cubrir las luces con goma para después pasar el pigmento. Una vez seco el papel se rasca la goma y ahí está el vacío. Como en una escultura o una fotografía.
Un besote

Vailima -

Bien, el pincel era muy fino. En eso estamos de acuerdo. La cuestión está en que antes de utilizar la acuarela y la aguada (gouache) dibujó la liebre en su totalidad. De ahí que parezca que la piel de la lagomorfa (jeje) resulte casi real.
Dem, no había oído lo del ojo. No sé, no sé... ah! me ha encantado tu idea de pegar pelos de la liebre a modo de collage. Muy original, sí señor, y efectista, claro.
Un abrazo.

Dem -

¿Pegó pelos de liebre a modo de collage?

Impresionantes las dos aves (más bien ave y media). He leído por ahí que en el ojo de la liebre se ve el reflejo de la ventana del estudio del artista.

Gracias a ti, faltaría más.

Palimp -

Bueno, bueno, bueno... he aprendido mucho sobre esta joven liebre. Incluyendo lo que ¿será la solución al enigma?
Primero pintó con acuarela. Después con témpera encima. Luego pintó las luces. ¿?
En cualquier caso espero la explicación de la experta.
:D

Vailima -

Se me había olvidado añadir con respecto a lo que diferencia acuerela de óleo, que así como en el lienzo la composición del mismo puede irse dando a medida de que se ejecuta la obra (al menos cabe esta posibilidad), en la acuarela todo es previo incluso las ausencias de pigmento que deberán expresarse cautelosa y meticulosamente antes de cualquier coloración. En la acuarela nada es anecdótico, todo debe de estar estudiado desde el principio.

Vailima -

La acuarela es mi técnica preferida. Quizás por mi carácter (precisión, resultados inmediatos)y porque su ejecución resulta todo un reto: basta una mala pincelada, un movimiento impreciso de la mano y se te va todo al traste. La acuarela es como el teatro, el óleo como el cine. La inmediatez, su carácter irremediable e implacable me resulta seductor. El óleo, por el contrario, esconde y perdona, como una buena madre.
ah! el pincel era muy fino, sin ninguna duda. Y aunque más que un argumento, tu respuesto me haya parecido un verso, siento comunicarte que ahí no radica el truco.
Lo siento.
INSERT COIN
jeje
un abrazote

Palimp -

Impresiona que se pueda alcanzar este realismo con acuarela. Todo un monstruo de la técnica.
¿Volveré a equivocarme? ¿Pintó Durero la liebre pelo a pelo con un pincel de un solo pelo?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres