Blogia
Vailima

LA TRAGEDIA DE LA DAMA DE EWILL



John Everett Millais pintó este lienzo con tan solo 22 años. Se trata de una interpretación del suicidio de la Ofelia de Hamlet en la que el artista, huyendo de las convenciones aceptadas de la tragedia schakespeariana, efectúa una transposición literal de la muerte de la joven tal y como nos informa la reina Gertrudis en su monólogo.
Sin duda no encontramos suficientes calificativos para ensalzar la belleza de esta obra. Spielmann hablaba de ella como uno de los “estudios de la naturaleza más bellos, fieles y elaborados jamás realizados por la mano del hombre”. Y no es para menos.
Entre julio y noviembre de 1851, Millais y su compañero de hermandad William Holman Hunt trabajaron juntos en Ewell, cerca de Kingston en el condado de Surrey, pintando fondos de paisajes. Entre ambos sumaron más de mil quinientas horas de trabajo al aire libre para ejecutar la vegetación de Ofelia y El pastor a jornal respectivamente. La primera, a la que desde aquí rindo mi personal homenaje, personifica la extrema miopía de la mirada prerrafaelita de la que ya hablamos en un post anterior.
Sin embargo, dejando a un lado la belleza de toda la composición, hay un hecho que la hace especial. Como les digo, el fondo fue creado durante su estancia en Ewell, la figura a su regreso a Londres, invirtiendo de esta manera el proceso natural de creación según rige la norma académica de subordinar los elementos del fondo al argumento de la figura humana protagonista. Además, el lienzo de Millais difiere en otra cuestión. Salvo algunos estudios preliminares, la composición fue ejecutada directamente sobre la tela, pintando fragmento por fragmento a partir del anterior. ¿Una prueba? Fíjense, por favor, en la vegetación. Millais adoptó un fondo de blanco húmedo sobre el que todas las plantas se asientan, consiguiendo de esta forma la excepcional luminosidad del color, sobre todo del verde claro, combinación ésta de amarillo cromo y azul prusiano.
La figura de Ofelia fue pintada en menor tiempo que el fondo vegetal. Sólo cuando el encuadre estuvo terminado, Millais hizo surgir a la muchacha, de ahí esa especie de exuberancia claustrofóbica en la que se encuentra envuelta.
Con el fin de atenerse al principio prerrafaelita de la observación escrupulosa de la naturaleza, Millais tuvo que enfrentarse a una denuncia por violar una propiedad privada, al viento, a un toro, a las moscas y a dos cisnes que le observaban descaradamente justo en el lugar preciso donde quería pintar. Desgraciadamente, estos obstáculos no le impidieron realizar esta magnífica obra donde están plasmados, con todo lujo de detalles, los amplios conocimientos que el artista poseía en cuestión de botánica. Conocimientos que, por otra parte, fue ampliando a lo largo del desarrollo del cuadro y perfeccionados por algunos de sus amigos que llegaron a advertir que ciertos narcisos que había incorporado a la tela eran incoherentes con las demás flores de verano que aparecían en ella, por lo que Millais no tuvo más remedio que eliminarlos.
La individualidad de cada planta o flor es lo que importa al pintor y no el lugar concreto donde se encuentra en contra de toda convención paisajística, por lo que Ofelia ha sido incluso calificada de “poco natural”. Es más, al apurar al máximo la claridad de cada figura, la luz y la sombra adquieren la misma importancia produciendo, pues, un extraño efecto de bidimensionalidad en todo el cuadro que anula cualquier tipo de organización jerárquica.

La muchacha que acaba de suicidarse vuelve a la tierra. A una tierra plena de vida que la acoge cuando a ella no le queda nada. Sus manos parecen implorar un deseo que se escapa de su boca entreabierta, como si de un susurro se tratara. Es precisamente la conciencia de Millais sobre la fragilidad y fugacidad de la existencia lo que otorga patetismo y tintes de tragedia a su Ofelia, a esa Ofelia que es la nuestra: la de la dama de Ewill.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

Philipo Andolini -

La joven martir era una chica cristiana perseguida en el mandato de Diocleciano,fue asesinada por ser cristiana

ines -

alguien conoce la historia de la modelo que posó para esta hermora pintura?

ESMERALDA -

es impresionante y lindo me impacta la pintura me gustaría saber ¿que significala pintura que es su descripcion de toda el ambiente que hay en el paisaje

susana -

alguien sabe la historia de la joven martir de delaroche y el primer duelo de william bouguereau?me fascinan ésas dos obras.desde ya agradezco que me contesten mis dudas.

Dem -

¿El del dibujo que indica jose es Fraga?

Anónimo, esas cosas por correo mejor ;P

Anónimo -

El cuadro es una maravilla y el comentario está muy bien, pero exuberancia se escribe sin hache (espero que no te enfades).

Crystal -

Este cuadro siempre me ha impresionado profundamente, quizá por la atmósfera asfixiante que describes. Gracias por este post tan estupendo, siempre que paso por aquí aprendo un montón y me hace avergonzarme de mi gran ignorancia. Espero poder enmendarme poco a poco :)

Miranda -

Que bonito Vailima, ya somos más del forillo que venimos a ver tus regalos.

Gracias.

M

jose -

Siento salirme del tema Vailima. ¿Qué opinas de este dibujo?

http://www.wga.hu/art/m/massys/quentin/2/ugly_duc.jpg

de un tal Quentin Massys.

Cristina -

Me queda la pena de no haberlo leído antes de haber ido a la exposición de los prerrafaelitas, brrrrrrrrrr...

Digo lo que dice Palimp: con atención y con envidia, sí señor.

Carl Philip -

El cuadro me encanta. El artículo igual Y reitero mi oferta de ayudar a buscar imágenes que necesites.

Palimp -

Siempre te leo con atención. Y con envidia.
:D

Vailima -

Gracias Palimp. Compruebo con agrado que me lees con atención. jeje
Ya va siendo hora que alguien te meta en vereda (como diría mi madre).
juas juas

Palimp -

Incluso un transvanguárdico como yo debe rendirse a la belleza de esta pintura, y a la del artículo con el que nos ilustras y deleitas.
Esta semana santa he leído 'El retrato de Dorian Gray', y en un párrafo dice 'como una Ofelia rodeada de nenúfares', me acordé de ti.

Ekaterina -

Es una bellisima pintura. Sin embargo, me recuerda a una de mis pinturas favoritas del Louvre: "La jeune Matyre" (la joven martir) de Paul Delaroche. ¿Alguien sabe su historia? ¿Son de la misma época? No se mucho de pintura... Me agradaría que alguien aclarara mi duda... Gracias

Luis -

Y además es completamente fiel a como se ven los ahogados, que suelen mantener esa postura y expresión...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres