Blogia
Vailima

EL CHIVO EXPIATORIO



No, no se lleven a engaño. No se trata de ninguna foto reciente de la reciente Duquesa de Cornualles aunque de cuernos tratemos. El escenario tampoco tiene que ver con la campiña inglesa. Ya ven, nuestros sentidos pueden jugarnos, a veces, una mala pasada.
El lienzo que hoy quiero presentarles fue pintado, eso sí, por un inglés llamado William Holman Hunt entre 1854 y 1855. Entre el período que iba de junio a octubre de dichos años, Hunt vivió en Jerusalén. Aunque el motivo de su estancia fuera otro, dedicó su tiempo a pintar una obra que no precisara de modelos humanos para su ejecución.
El chivo expiatorio -que así se titula el cuadro- le llevó más tiempo del que creyó en un principio. El tema del lienzo fue adjuntado al cuadro mediante una nota con citas del Levítico y el Talmud: el chivo expiatorio del Antiguo Testamento que había sido expulsado del Templo el Día de la Expiación para redimir los pecados de su pueblo. La nota también señalaba el lugar como Oosdoom, en las orillas -cubiertas de sal- del mar Muerto. Al fondo, las montañas de Edom.
Hunt dejó constancia del lugar, tal y como él lo contempló en 1854:

era un lugar “que pocos viajeros visitan y ninguno repite (...) el lugar más horrible del mundo.”

Precisamente el paraje fue escogido por su fealdad, porque sin ninguna duda el lugar había recibido la maldición de Dios al tratarse del emplazamiento de la antigua Sodoma. A finales de octubre de 1854, el pintor visitó el mar Muerto y un mes más tarde acampó en aquel lugar confeccionando un diario detallado tanto de su aventura como del desarrollo del cuadro. Allí pintó la mayor parte del fondo. Un fondo que calificaría de ”horrible yermo de tan bella ordenación”.
La figura del chivo fue ejecutada en Jerusalén, de pie dentro de una cubeta de barro cubierto con sal que se había llevado del mismo Oosdoom.
Gran parte del cielo es el de la misma ciudad ya que fue pintado desde la casa de un amigo donde se podían divisar las montañas detrás del mar.
Finalmente, el lienzo fue terminado después de siete largos meses de viajar al mar Muerto. Cuando fue expuesto, las críticas expresaban en su mayoría perplejidad y antagonismo. En lo que sí estaban todos de acuerdo fue en el valor e interés del paisaje representado que venían dados por esa fidelidad naturalista que distinguía a la hermandad prerrafaelita.

A pesar de los siglos transcurridos, la “misión” del chivo expiatorio está aún por cumplir. Y para cumplir como Dios manda, ustedes me dirán la razón por la que Hunt representó al chivo con un hilo de lana roja entre los cuernos.
Les ofrezco una pista: no se trata de coquetería.
Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Miranda -

Shalom! Saul!Que bien todos viniendo a casa de Vailima.
Pues yo venía a dejar aquello que me sonaba de que se transformaba en blanco, que lo he encontrado y dice asina:

"En la ceremonia de los dos machos cabríos, se consideraba que ambas cabras eran sacrificadas. Se ataba un listón rojo carmesí alrededor de los cuernos de la cabra sellada como azazel. En el momento preciso, se llevaba a la cabra a un risco en el desierto y se le lanzaba desde lo alto del risco. En relación con esta ceremonia, surgió una tradición muy interesante que es mencionada en la Mishná. Se ataba otro trozo de listón rojo en la puerta del templo (Beit HaMikdash) antes de que la cabra fuera enviada al desierto. El listón se tornaba blanco en el mismo momento en que cumplía con su misión, señalando de esta forma que Dios había aceptado sus sacrificios y que los pecados habían sido perdonados. Esto se basaba en lo escrito en Isaías (Yeshayahu) 1:18. Tal como se mencionó antes, el Mishná nos cuenta que durante los 40 años anteriores a la destrucción del templo (Beit HaMikdash), el listón dejó de tornarse blanco. Por supuesto esto fue cuando Yeshua fue crucificado en el madero."

Que bonito!.

Bellísimo lo de Tiepolo, por cierto, otra mirada también que me has hecho tener, luego vuelvo, que tengo que pillar un par de aviones para volver a mi casa.

Beso.

M

Vailima -

Gracias Saul por tu información y bienvenido a esta tu casa.
Un abrazo.
Cristina: vas a hacer que me ponga colorada. Jeje

Cristina -

Sigo quedándome anonadada día a día con tu blog, Vailima. Lo que no se aprenda y no se disfrute aquí... casi que no merece la pena !!! :-)

Saul Eitan -

Si no te importa, me gustaría adjuntar alguna información sobre este ceremonial. Lo hago con el respeto que merece la historia y la etnografía. Aclarando que después de la segunda destrucción del Templo (70 E.C.) ya no se ha vuelto a realizar. Pero aparece recogido en el Talmud, que como sabéis se compone de dos partes, La Misná y La Guemará. En la Misná hay un libro entero dedicado a las ceremonias del Yom HaKippurim, Día del Perdón; en el capítulo IV se relata lo que transcribo:
"Coge la caja y saca las dos suertes. Sobre una está escrito: 'para Dios'; sobre la otra, 'para Azazel'. El prefecto está a su derecha y el jefe de la casa de su padre a su izquierda. Si la (suerte) de 'para Dios' cae a su derecha, el prefecto le dice:'mi señor, Sumo Sacerdote, alza tu mano derecha'. Si la de 'para Dios' cae a su izquierda, el jefe de la casa de su padre le dice: 'mi señor, Sumo Sacerdote, alza tu mano izquierda'. Las coloca sobre los machos cabríos y dice: 'para el Señor como sacrificio por el pecado'. Rabí Ismael dice: no es necesario decir como sacrificio para el pecado sino 'para el Señor'; los demás le responden: 'bendito sea el nombre de la gloria de su reino por siempre jamás'.
Ata una cinta de lana púrpura sobre la cabeza del macho cabrío emisario y lo coloca en dirección al lugar a donde ha de ser enviado; al (macho cabrío) que ha de ser sacrificado lo coloca en dirección al lugar donde ha de ser sacrificado. Viene por segunda vez un novillo junto a su novillo, coloca sus manos sobre él y hace la confesión de los pecados..."
Y sigue con el ritual del sacrificio, la aspersión de la sangre, etc.
El capítulo termina de forma poética: 'Como la piscina (mikveh) purifica lo impuro, así el Santo, bendito sea, purifica a Israel'.

Saludos.

Arkab -

Le devuelvo la visita: Saludos Vailima. ¿No habrá por ahí otro cuadro que se llame "Cabeza de Turco"?

Vailima -

¡Pero bueeeeeeeeennnnnnnnno!
Veo que las vacaciones os han sentado muy bien. Estáis de lo más aplicado. Correcta la respuesta (la lana roja se convertirá en blanca una vez que los pecados se expíen).
Dem: para tí un coscorrón cariñoso. No obstante quedas liberado de castigo alguno por mostrarme esa página tan sugerente.
Un saludo a todos.

Miranda -

Eso eso!!!! y un trozo que se pone nosedonde se vuelve blanco!!!!!!

Que lío que tengo.

Voy a buscar en el gluglu, pero luego que ahora tengo clase.

Kisses.

M.

barroco -

"Venid luego, dice el Señor, y estemos a cuenta; si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como la blanca lana", Isaías 1:18.

Miranda -

Está relacionado con la costumbre judía ¿no? lo de Azazel...

yecrua...

Beso.

M.

Dem -

Lo reconozco, me he esforzado poco y he dedicado poco tiempo a buscar... pero hay otras búsquedas que me tienen ocupado :S

Palimp -

¿Algo que ver con expiar los pecados y volverse puros como la nieve?

Vailima -

Dem, conocía la página de literatura pero no la de arte. Bueno, ya está en favoritos. Gracias.
¿No será que te has esforzado poco para el acertijo?
jeje
un saludo

Dem -

Vale, el enlace no sale. La dirección es esta:
http://www.epdlp.com/frameso.php

Dem -

Ni idea, pero buscando la respuesta he encontrado una página con miles de cuadros. A lo mejor te interesa.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres