Blogia
Vailima

LA VIRGEN DANDO UNA ZURRA AL NIÑO JESÚS DELANTE DE TRES TESTIGOS


”Fais-moi le plaisir
d’entrer et de sortir
sur la pointe
des
pieds”.

Paul Éluard, Le jugement originel , extracto


Hace un tiempo ya nos visitaba Max Ernst para mostrarnos su particular visión de la Piedad. Como les prometí, el artista ha vuelto y esta vez con una obra, por lo menos, intrigante. El lienzo que hoy nos ocupa se titula La Virgen dando una zurra al Niño Jesús delante de tres testigos y fue ejecutada en 1926. Observen:


La Virgen dando una zurra al Niño Jesús delante de tres testigos


Aunque les parezca mentira, se trata de un autorretrato. Los tres personajes situados detrás de la pared, en un discreto segundo término, son André Breton, Paul Éluard y el artista mismo. La obra tiene por tema un motivo recurrente (pero por entonces no violento) de la historia del arte. Como es de suponer se han querido ver, en esta metáfora cristiana de Venus y Cupido, referencias ocultas a una posible relación sexual inmersa en un episodio traumatizante . Se trataría de una escena turbadora donde se muestra a una madre infligiendo un maltrato a su hijo desnudo. Ernst no deja lugar a dudas sobre el carácter religioso subyacente del tema, con los retratos de la Virgen (vestida de la forma tradicional en azul y rojo) y del Niño Jesús. Sin embargo, al contrario de lo que pueda pensarse, no se trata de una Adoración de los Magos. Los tres observadores adoptan una actitud neutral y hasta descortés más que mostrársenos impresionados o respetuosos como debería ser.

En esta obra, el artista se vio inspirado, más por su severa educación cristiana que por la mitología, produciendo una imagen que incita controversia. De ahí que podamos dilucidar el espíritu iconoclasta que resultaría de suma importancia en el movimiento dada y en el surrealismo. A este respecto, el lienzo contiene una dosis turbadora de simbolismo:

La aureola caída en el suelo del Niño Jesús sugiere humillación y desesperanza; el movimiento que viene determinado por la mano que golpea expresa una gran cólera; el interrogante por la presencia de los tres personajes añade un elemento de diversión. Y yo me pregunto:

¿Acaso los tres curiosos aprueban el acto que están contemplando? Quizás, como sugiere Éluard, “hazme el favor de entrar y salir de puntillas”.

Hasta mañana, amigos.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Ludwig -

Interesante argumento vailima, aunque un poco fuera de la genialidad de ernst, si se tratase de otro artista, cuyas intenciones no van mas allá de la de causar un impacto, polémica y atención mediática, diría que tienes razón, pero estaríamos hablando de un Warhol o su vástago Koons. Erns era mas creativo tanto como autentico y si tuvo una estricta educación religiosa puede que esta sea su venganza, justificándola con un refinado valor estético y conceptual. Este autorretrato de Ernst junto a sus dos colegas representa la postura de los artista sobre el poder que se adjudica la iglesia, por encima de un dios al que debería de servir, despojándole descaradamente de su divinidad, la imagen iconica del cristo en la cruz representa su sufrimiento para nuestra salvación, pero aquí vemos algo real, aquí Jesus niño nos representa a nosotros, ignorantes de nuestro propio poder e indefensos ante una déspota santa madre "la igle$ia"

Consuelo Alava -

Esta obra se me sale del contexto de ternura que caracteriza a la Virgen María, en especial como Madre. Pero los criterios surrealistas son tan caprichosos y quizás se relaciona con su vida misma.

Martha -

que me lleva el asco cuando veo este cuadro. Todo ese escrito anterior justificando lo injustificable, cuando el cuadro que no debería de haber salido del atellier del pintor. Hay publico para todo. Sin pensar de que se trata de la Virgen, a mi me llena de terror ver a un niño indefenso, desnudo, siendo golpeado con tanta violencia, mientras tres permisivos y promiscuos personajes se deleitan en su omisión de ayuda. Ideal para la sala del anticristo.

Martha -

Malísimo. Tecnicamente he visto mejores. Y el tema un disparate. La Virgen no golpearía a un niño y de esa edad menos. Que me digan que son resquicios mentales de un alma torturada por su madre...supongamos que el pintor cuando niño veía a su madre como una virgen, claro esto hasta la primera zurra. Sicológicamente errado. Un adulto no debe castigar con golpes a los niños, se educan y punto, no existe otra manera. Ellos son emblema de la Sagrada Familia. Y si en una familia normal, no hay golpes, ni humillaciones, cuanto más en la Sagrada Familia. Un niño que luego dirá "amaos los unos a los otros" "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" no es gestado en el vientre de una mujer que golpea niños porque le duelen los ovarios.

Fonsu el carapitecu -

Que wapota,no???
ta siempre
[borra erase abracadabra]

Mnemosine -

Aunque el castigo ya ha sido inflingido por la rubicundez de las nalga sagradas.
No conocía el cuadro.

El Lobo -

Gracias por el tema, desconocía el cuadro.

Vailima -

Para que veas que me estoy "reformando" y compruebes que mis ojos pueden ir más allá del siglo XVII.
jeje
Un abrazo.

Palimp -

Esta obra no la conocía. Genial.
Gracias.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres