Blogia
Vailima

EL PODER DE LA MARISMA

Rudolph_Tegner_leda_1902

“Ven no con besos

ni con caricias

de manos y besos y susurros,

acércate con un ruido de alas

y ese pico mojado en mar

y pasos de pies húmedos y membranosos de tanto bregar con olas

hasta entrar en el vientre blando como una marisma”.

D.H. Lawrence

Espero amigos que este fin de semana se conviertan en cisnes de súbito aleteo, y las Ledas del mundo sucumban al dios abandonando su nuca y su aliento.

Llega el fin de semana, el tiempo de muslos halagados. Séanme felices.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

14 comentarios

Vailima -

Bienvenida, Ninfa y espero que de ahora en adelante,en Vailima te sientas como en tu casa.
un abrazo

Ninfa -

Felicidades por tan interesante blog.
De ahora en adelante una lectora más de su blog.
Un saludo.

Vailima -

No, Juan Cosaco, se trataría de otro tipo de contagio... una enfermedad AVENÉREA. jeje
Buen fin de semana a ti también.

Juan Cosaco -

Tiene algo que ver esa figura con la gripe aviar...? jeje
buen finde!

Jafatron -

Palabras acertadas las de Mae West, aunque desde mi punto de vista es preferible en el juego una buena pareja que la mejor de las manos.

Vailima -

Jafatron: Mae West decía que el sexo es como el bridge: si no tienes una buena pareja, más te vale tener una buena mano.
Marisma:hermosa evocación, hermosas palabras.

Marisma -

Evoco a Juán Ramón Jimenez por ser un poeta criado en plena marisma. Y sí, tiene fuerza la marisma.



Íbamos los dos en el tren, hacia el sur, por aquellas marismas, mías, con el aire vivo del mar en la mañana de estío. Y, aunque ibas tú conmigo, yo me sonreía tristemente pensando:¡Qué bien cuando venga ella conmigo!
Desperté; despertamos. Cantaban los gorriones en las tormentas del amanecer, ¡qué lejos de las marismas! ¡Y qué tristeza al ver que estabas tú conmigo!, tú la que venía conmigo en el tren de mi sueño; no tú, la que no venía conmigo todavía!

"Con el carbón del sol"
1916




Jafatron -

Seremos cisnes aunque solo sea por lucir las plumas. Y si no hay suerte en el lago pues nada, a la orilla a limpiarse uno mismo el plumaje.

Buen fin de semana.

Vailima -

Gracias Herri, lo mismo te deseo aunque huérfano sueñes con tu Leda lejana que no por menos sentida y amada.
Volaremos, volaremos...

Herri -

Precioso poema has escogido Vailima.
Yo este fin de semana me quedo huérfano de Leda, pero dormiré entre plumas (dicen que va a bajar la temperatura)
Buen fin de semana Vailima y Tio Petros.

Vailima -

Palimp: se te echa de menos en esta casa, pero gracias por hacernos un hueco. Con la Leda que tienes junto a ti, seguro que el fin de semana que se presenta será lujurioso y feliz, amigo. Al menos es lo que te deseo. Un abrazo
Ladydark: lo importante, como bien dices, es palpitar. En cualquier caso, el desconocido se hará conocido una vez que ambos vuelen juntos.
Charles: espero que estés bien. A tí también se te echa en falta. Tu ausencia en La Parte por el Todo nos dejó un tanto huérfanos. No obstante, gracias por la visita y que te vaya bien. Y este fin de semana... entre plumas y humedades...

Charles de Batz -

Buena sugerencia: intentaremos llevarla a cabo.

Buen fin de semana

ladydark -

Sin recurrir a Ruben Dario, un poema de "Leda y el cisne", este de Yeats:
"A sudden blow: the great wings beating still
Above the staggering girl, her thighs caressed
By the dark webs, her nape caught in his bill,
He holds her helpless breast upon his breast.

How can those terrified vague fingers push
The feathered glory from her loosening thighs?
And how can body, laid in that white rush,
But feel the strange heart beating where it lies?

A shudder in the loins engenders there
The broken wall, the burning roof and tower
And Agamemnon dead.
Being so caught up,
So mastered by the brute blood of the air,
Did she put on his knowledge with his power
Before the indifferent beak could let her drop?"
Que el fin de semana nos haga palpitar con conocidos o con desconocidos...

Palimp -

Imposible no ser feliz ante tan lujuriosa advocación.

Un abrazo muy fuerte (poco a poco volvemos a la vida).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres