Blogia
Vailima

LA FAVORITA DEL REY

LA FAVORITA DEL REY Ya saben ustedes la atracción que siento por la monarquía. Ahora mismo hasta me encuentro algo inquieta por el futuro de la nuestra. Casi un año de casados y les princes no tienen descendencia. Menos mal que en el peor de los casos hasta podríamos echar mano del hijo de la bióloga.
Y es que esto de reinar, leches…, como que tiene sus inconvenientes. Todas las monarquías tienen su “sanbenito”. Nosotros hemos podido disfrutar de un renacimiento de la capa española a manos del yerno de España que para qué. Ni al mismísimo Conde Drácula le caería mejor. No recuerdo bien en este momento pero creo recordar que ha sido nombrado recientemente embajador mundial de la casa Loewe. Claro, no es lo mismo que serlo de la Casa de Alba o de la Casa de Windsor. Pero al caballero este “trabajo” le va como anillo al dedo después de que su salud se viera mermada por la enfermedad. Afortunadamente y, gracias a Dios, su órgano sexual no se ha visto afectado por la parálisis. Como está en el centro mismo…
Los británicos sí que saben. De algo les tenía que servir la experiencia de siglos que han adquirido con la caza del zorro (o de la zorra, porque desde el caballo no se aprecia bien la diferencia…). Lo de los britis, digo,…es arte. Y duende el que tiene el Charles. Porque el amor es el amor, y lo de la leididaiana fue una imposición. Virgen, ¿para qué coño quiere alguien a una virgen en el siglo XX? Para dar trabajo, sólo para eso. No se vayan a pensar ustedes que lo de virgen va con segundas. Una santa, a eso me refería y si no que se lo hubieran preguntado a Teresa de Calcuta o a las decenas de niños que tuvieron el privilegio de ser fotografiados en un hospital con la rubiaza macarena que les hizo olvidar a ellos y a sus familiares el cáncer que les iba a matar. En Sevilla hasta pensaron en dedicarle un paso con su figura. No pudo ser. El hermano de la Santa dijo que la imagen iba con un traje antiminas o nada. Y es que señor hermano, a los españoles nos mueve la tradición. Así que las monas de Gibraltar se vistan de Versace.
No olvidemos que el poder y la gloria de los monarcas les viene de Dios, o como dios diría yo. Pero tanto vivir entre gente normal, no entiendo porqué tanto problema para que el Charles se case otra vez. “A rey muerto, rey puesto” reza el refrán y como ya se sabe que los ingleses siempre han sido unos adelantados para todo, pues venga, ¿por qué no va a poder el hombre casarse con la camella esa, digo con la Camilla esa, que por hacer hasta hace honor a su nombre? Si es que como diría el Diego Serrano, tenemos la mirada sucia y todo a nuestro alrededor nos parece Sodoma y Gomera…
Más permisividad, señores, que estamos en el siglo XXI y a ver si ahora un pobre príncipe no va a poder hacer lo que le salga de los cojones. ¡Qué le importará a ella no ser reina sino princesa cuando a este paso no va a ser rey ni él!. Y además, ni lo de ser princesa importa siempre y cuando siga siendo la cuerdita de tampax favorita del cazador de zorros/as.

Pasen un buen fin de semana. Séanme buenos y felices que estoy guisoteando para la semana que viene una delicia a lo Brueguel con la que se van a divertir.
Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

jose -

"Vailima:
¿A cuál de los hijos? ¿al drogatas o al nazi?"


oops...

Vailima -

Evidentemente, estoy con vosotros. Cada trabajo tiene al menos una hijaputada por la cual te pagan. Que se jodan y se casen entre ellos. Espero que algún día la incapacidad mental sea tal que sigamos manteniéndolos a todos pero dentro de la vitrina de un zoo.
vailima republicana dixit.

Palimp -

Ayer en el despacho, sobre las seis de la tarde.

Compi: Se casa el principe Carlos.

Yo: ¿Cuál? ¿El orejas?

Compi: Ah, ¿Este no es de España?

Yo: No, aquí ya los tenemos a todos casados.

Compi: Ah, pues me la refanfinfla.

Yo: A mí también.

Y siguen trabajando...

Palimp -

Opino como Dem: Si quieren casarse como cualquier hijo de vecino, que dejen el cargo.

Vailima -

¡VIVA!

Dem -

¿Casarse dos veces?¿Con una divorciada?¿Que además no es virgen? Enga ya!

La realeza es realeza por algo, no? Es decir, es su idiosincracia. Ellos mismos son una tradición y por tanto deben respetar las tradiciones.

Y ahí está el quid de las tradiciones. Si dejan de ser tradicionales dejan de tener sentido. Que se casen con quien quieran y ¡viva la república!

Vailima -

¿A cuál de los hijos? ¿al drogatas o al nazi?

jose -

A mí me parece muy bien que se case con quien quiera. Las amistades entre países ya no se forman casando a los niños de los reyes. Esos dos llevan toda la vida juntos, ¿acaso la boda marca alguna diferencia?

También creo que la corona debería saltarse una generación y pasar directamente a uno de los hijos, que el príncipe está viejecito ya.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres