Blogia
Vailima

LAS MUY RICAS HORAS DEL DUQUE DE BERRY

Hermanos Limbourg

Febrero de 1416. Un cielo gris plomizo cae sobre un paisaje nevado. Al fondo, un pueblo con la torre de una iglesia desafía al crudo invierno. Hacia él se dirige un hombre conduciendo un asno y, a su lado, otra figura masculina corta leña. En primer plano, una casa de labor donde tres personajes se calientan al fuego de una chimenea. Es febrero de 1416 y todo está en calma.

Los hermanos Limbourg (Paul, Hermann y Jean) realizaron esta miniatura por encargo del Duque de Berry. Formaba parte de un calendario donde se fijaban diferentes motivos para cada mes del año. La que les presento hoy corresponde al mes de febrero. Y ¿por qué un calendario y no un Libro de Horas?, al fin y al cabo, el tiempo pasa…

Un capricho de rico, eso es, pero interesante y contradictorio: las escenas de corte y poder no decían nada del transcurso de los meses, por el contrario, las actividades de los campesinos, sí.

Estamos en el siglo XV y la realidad es muy diferente a la que plasman en sus miniaturas los hermanos Limbourg. El frío, la nieve y el hielo son una amenaza. Las heladas destruyen las cosechas y los campesinos tienen hambre y sufren enfermedades y epidemias. Se intercalan inundaciones y sequías, los soldados arrasan a su paso, las escaramuzas son constantes y desde 1337 Francia se encuentra en guerra contra Inglaterra. Los campesinos tienen miedo y en muchas ocasiones deben huir al bosque.

Se oye la campana de la iglesia. No llama a oración. Nos está descubriendo, a tiempo, la inminencia de un peligro. Llegan los soldados…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

coach stores -

Cuando usted puede sentir las cosas que quieren sentirse capaces de decir lo que sientes cuando este es un momento muy feliz.

las muy ricas horas -

hola! a mí también me encanta este calendario. He de decirte que hay algunos errores en lo que dices sobre él (estoy a punto de doctorarme en arte, espero sinceramente que no te molesten mis comentarios. Es que encuentro errores frecuentes en este tipo de páginas aunque me encanta que la gente escriba sobre arte): en primer lugar el calendario forma parte del un libro de horas. Se trata del calendario de Las muy Ricas Horas del duque de Berry por lo tanto no es una obra separada si no la parte inicial de ese libro de horas. La segunda, en el calendario hay tanto escenas agrícolas como escenas de la corte (por ejemplo, la iluminación del mes de enero es un banquete presidido en primer término por el mismo duque de berry representado a la mesa y en el de agosto podemos ver un séquito real de caceria y al fondo los campesinos trillando o bañándose en el río). Tercero, este libro de horas tiene imágenes tan sorprendentes y poco frecuentes en la representaciones artísticas de la baja edad media como la del Hombre astrológico, dignas de ser conocidas:)
muchas gracias y un saludo!

Clauia Caamaño -

Por favo, conocen las restauraciones que tuvo el libro de horas de Berry?

karona -

Hola Vailima:
A mi me gusta mucho el Libro de horas del Duque de Berry y me preguntaba donde podía encontrar más infrmación del duque y los hermanos Limbourg

Anónimo -

hollllllllll

Vailima -

Cierto Herri Otrow, en 1416 ya habían muerto los tres.
No me tienes que pedir perdón, creo que sabes que estoy de acuerdo contigo. Y en caso contrario, bienvenida la diferencia de pareceres.
un abrazo
Luis: yo no me acuerdo si era un coñazo o no el programa, pero recuerdo perfectamente la sintonía de lo que deduzco que era lo único que me gustaba.
un beso y un arrechuchón para el retoño.

Herri Otrow -

¡Y yo pensando: "Año de nieves, año de bienes"!. Pero nuevamente nos llevas más allá Vailima; loa propios hermanos Limbourg murieron de peste antes de poder concluir la iluminación de este maravilloso libro.
Perdona si fuí duro en mis comentarios en mi anterior post.

Luis -

Recuerdo perfectamente la sintonía del programa. Soberano tostón, se te quitaban las ganas de leer. :)

Ricardo -

Por supuesto!! Y a no tardar mucho, ¿eh?

Un abrazo y otro para Tío Petros, a ver cuándo nos vemos.

Gauss -

Y para cuando toque Valencia ya me avisais para ver algún museo y tal.

Cierto, todo está en los libros, pero el tiempo es efímero :(. Tantas cosas que hacer y tan poco tiempo!

Por cierto, como una vez comentaste en mi blog (y a riesgo de parecer plagio) que no suela escribir no quiere decir que no te lea. Pero es que mi ignorancia es tal...

Vailima -

Por cierto, Ricardo, ten por seguro que la próxima vez que Tio Petros y yo vayamos a Vitoria, me pondré en contacto contigo. No sé si a ver alguna exposición, pero sí a tomar algo contigo, si tú quieres, claro.

Vailima -

Ricardo, no sé si te acordarás, pero había un programa de televisión cuya sintonía decía así:
"Todo, todo, todo está los libros... "
Un abrazo

Ricardo -

Eres un lujazo, Vailima. Envidio a los que te puedan tener al lado en una visita a un museo o exposición.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres