Blogia
Vailima

ASCO

ASCO

Existen determinadas situaciones y actitudes que poseen la propiedad de darme un asco infinito y que, generalmente, van acompañadas (en este caso acompasadas) por una vergüenza ajena que me impide hasta respirar.

Estarán de acuerdo conmigo que el fin no justifica los medios y lo que debía ser un concierto benéfico se convirtió, musicalmente hablando, en la matanza de Texas, a palo seco, con motosierra y sin condón. El Duque de Alba se hubiera puesto las botas y hubieran rodado cabezas, no en Flandes ni donde a saber quién puso la pica, sino encima de un escenario donde se encontraban un grande de la música (por su volumen en este caso), un escudero de lunar en ristre, una orquesta que a punto estaba de alcanzar el orgasmo y un coro infantil (¡madre cómo los odio!) dirigido por una histérica a lo Jackson Brothers que en lugar de dirigir parece quitarse de encima la simiente del diablo.

Chabacanería, ordinariez, mal gusto, necedad y prepotencia son algunos de los calificativos que se me ocurren amén de algunos otros que por decencia no soy capaz de escribir pero sí pensar.

El montaje es majestuoso de puro ordinario, sobrepasando incluso charangas y panderetas que diría el poeta y el público, como parte del nefasto espectáculo, se debate, bragas en mano, entre la vida ruin y la muerte barriobajera acompañando a un Enrique Iglesias que no se sabe la letra y un Pavarotti que sí se la sabe pero al que se le ha olvidado cómo debe cantarse con dignidad aunque sea una ranchera.

A cierta chelista poco le falta para empezar a volar y elevarse como un globo sonda por encima de los miles de irracionales que babean cuando el joven cantante acaba sus frases por falta de aire (a eso se le llama “estilo propio”). El mismo aire que el diafragma del grande parece haber evaporado entre tantos cielos y lindezas cuando se arranca un Do que en lugar de pecho resulta de cojones.

Asco y si no, juzguen.


http://www.youtube.com/watch?v=u-MJk2CC8ao

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

Ulises -

"Dios los cría y el viento los amontona..."

wikillo -

llegué atrasada a este post pero es de esas cosas a las que mejor no haber llegado nunca. Vailima no es por tí, me gusta mucho tu blog. Pero ver esto después de una jornada de trabajo, cansada y medio dormida me arrebata las esperanzas de un sueño reparador. Esta noche me temo una pesadilla, bueno otra, una acabo de verla. Pavarotti me da pena, Enrique me da risa. Habrá tenido que ir a un osteopáta a recomponer su apretadísima mandíbula para sacar voz de no se sabe qué parte porque de sus cuerdas vocales y sus caja toráxica no sacaba ni un suspiro, el pobre que haciendo esto se hace cada vez más rico (qué paradojica cuestión). vailima la próxima vez te recomiendo avisar poniendo algo así como " esto puede herir su sensibilidad, por favor tomar precauciones: no verlo antes de dormir ni después de comer".

Kore -

Ufff, después de ver el video entiendo perfectamente el título del artículo.
Madre mía!!

Alis -

Lo mejor de todo son los comentarios que hay debajo del vídeo: "nice", "me ha encantado el video", "woaw"... Sin comentarios

Jorenob -

Pero que triste, además es que no disimula, ¿para que?, igual ahora se ha dado cuenta de que no compran su música por su voz -y eso que es de estudio-.

En fin ahora se ha unido al carro la Hilton, espero que no se junten los tres y hagan versiones en esa linea -pobres Panchos-.

En fin voy a tomarme algo para la acidez. ;-S

el güevón enmascarado -

Está bien, es una mierda de versión, la puesta en escena es horrible, Enrique parece un borracho en el karaoke y Pavarotti está apunto de descojonarse pero se aguanta como un campeón. Al terminar a los niños les dieron un trozo de pizza recalentada y una coca cola (que no falte) y a la directora del coro un valium bien cargado. Pero ... ¿lo de la violonchelista?

Vailima -

Siento mucho, amigos, haberos hecho pasar por este trance, en especial a vosotros, Charles (¡qué magnífico volver a tenerte!) y Óscar (espero que tu recién estrenado estado civil no se resienta). Pero ya sabeis que hay impulsos incontrolables y cuando un amigo me enseñó el video enseguida me dije: "esto para la saca del blog" y qué mejor que un lunes para compartirlo con todos vosotros, cándidos lectores, y desahogarme con vosotros entre sollozos lastimeros.
De todas formas, reconoced que al menos un poquito os ha gustado.
Un abrazo a todos.

Óscar -

Ala, ya lo has conseguido... ya me he deprimido :P ¡¡pero qué haces tú viendo a esos depravados!!

Carlos Leiro -

www.elportaldeltango.com

Letra: Enrique Santos Discépolo
Música: Enrique Santos Discépolo
Año: 1935

Se estrenó en el teatro Maipo interpretado por la actriz y cantante Sofía Bozán. La versión más difundida de Cambalache fue en la voz de Julio Sosa y es como se inmortaliza en el salón de los tangos más destacados y vigentes del siglo veinte.

Que el mundo fue y será
una porquería, ya lo sé.
En el quinientos seis
y en el dos mil, también;
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
barones y dublés.
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en el mismo lodo
todos manoseaos.

Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio, chorro
generoso o estafador...
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón,
los ignorantes nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey de Bastos,
caradura o polizón.

¡Que falta de respeto,
qué atropello a larazón!
cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón...
Mezclao con Stravisky
va Don Bosco y La Mignon,
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín...
Igual que en la vidriera
irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia
junto al calefón.

Siglo veinte, cambalache
problemático y febril...
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil.
¡Dale, nomás...!
¡Dale, que va...!
¡Que allá en el Horno
nos vamo´a encontrar...!
No pienses más; sentate a un lao,
que a nadie importa si naciste honrao...
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros,
que el que mata, que el que cura,
o está fuera de la ley.


Digamos que en el siglo XXI es lo mismo. Ademas horrorizarnos de que todo lo que de protagosnis y sume a los egos de estas grandes maquinas de egomaniquear bienvenido al estomago latiente, devorador y vomitivo.
Y a no olvidar que nadie esta al borde de la situación como para golpearse al pecho a lo Tarzan y creerse tan puro como Jugo de nube cupidezca.

Sigo prefiriendo el Cucurrucucu susurrado por Caetano

Dem -

Pues yo me he reído viéndolo. Quizás no debí dejar de visitar a mi psiquiatra XDDD

Charles de Batz -

Los niños, el público enardecido, esa horrible rotulación, los intérpretes... Para mi que esta actuación va a servir de inspiración a George A Romero para una nueva película de cutre-zombies.

Yo, por mi parte, no se si superaré algún día su visionado.

Francesco -

Muy buena la cara de Pavarotti tras los gallos del Enriquito, al cual no le veo ni estilo propio sino que hasta las posturas parecen a las de "Julito". Lo único que les puede disculpar es que es una canción que se canta con unos cuantos "tequilitas" encima y es lo que parecen que hacían estos dos. Lástima de los niños del coro que creen que están haciendo algo importante. ¡Ay cuando crezcan y vuelvan a ver estas imágenes! Puede haber alguno con traumas

telemaco5 -

Pues si Enriquito estaba en Verona iba muy bien camuflado, porque no pude reconocerlo....espera...a lo mejor era uno que justo pisando la última nota de todas las arias de la soprano protagonista gritaba : "Brava Micaela, Brava"

ladydark -

Lo he oido, que trauma para toda la vida. Vailima me vas a tener que pagar el psiquiatra jajaja

Palimp -

¡¡Dios Mio!!!!!!
¡¡Esto que es!!!!!!
¡¡Arghhhhhh!!!!!!

Lola -

jajajajaja, Vai, a pesar de que estoy de acuerdo con lo que dices... cómo te pasas... jjajajajajaja... Yo creo que serías una buena crítica :P

Vailima -

Entiéndase "musical" en tono jocoso, naturalmente.

Vailima -

¿Viste a Enriquito en Verona? Seguro que estaba disfrutando del musical camuflado con cualquier disfraz con tal de no fastidiar al público italiano con su popularidad. jeje

telemaco -

¡Por Dios! Vailima, te iba a decir que esto no se le hace a los amigos pero te has adelantado.

Ver a Pavarotti cayendo tan bajo me ha hecho recaer en mi depresión postvacional.

anarkasis -

(craneo previlegiao el que los juntó)
- yaestás puniendote estupendo otra vez, Max, vivan los lunis.
alllllataqueeeee









Vailima -

La verdad es que he puesto el enlace por un arrebato de lunes. Sé que esto no se le hace a los amigos.
un abrazo

ladydark -

En cuanto llegue a casa tendré el "placer" de escuchar tan delicada interpretación (me imagino vista la fanfarria escenográfica), mientras creo que por las palabras de la niña Vailima tengo suerte de carecer de altavoces en el trabajo ;).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres