Blogia
Vailima

LA DURACIÓN APUÑALADA

LA DURACIÓN APUÑALADA

Doce cuarenta y cinco. No sé si del mediodía o de la noche. Estoy sola, lo presiento. Como en una casa museo miro el reloj y pienso que posiblemente esté parado muriéndose en tiempo pasado sobre la chimenea de mármol. No hay más gente, me digo. Y lo afirmo con la misma precisión con la que las agujas del reloj señalan una hora. Todos los relojes detienen su manecilla de los minutos a su paso por este tramo. No ocurre nada en donde estoy salvo que una locomotora atraviesa la pared de la chimenea. Entre el hastío que me produce la habitación a solas, la locomotora alivia la sensación de misterio porque encaja perfectamente en el hueco por el que pasa. Las formas perfectas y precisas de su estructura presentan cierta afinidad con los restantes objetos de su alrededor: el reloj oscuro, la chimenea clasicista, el sutil marco del espejo y los modestos candelabros.

Decido marcharme no sin antes echar un último vistazo a la máquina. No me atrevo a acercarme y ver más allá de la rendija de la nada por la que surge. Quizás me encuentre con la penumbra de los miedos y los peligros de mi imaginación.

¿A dónde se dirigirá? –me pregunto-, si al menos supiera si el reloj sigue en marcha…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

Constante -

Magritte siempre me ha resultado enigmático. Juega con nuestras sorpresas mentales, como un prestidigitador nos arranca las figuras de los sueños. Hay algo que me evoca en él a Balthus. Claro, no es ni con mucho cercano, pero no puedo remediarlo, hay algo en los dos que me seduce. Y sí, claro, esa sensación de soledad.

ladydark -

Tan sencillo y tan sugerente e inquietante a la vez, para mi Magritte es un creador de pesadillas, creo que es capaz de sacar a la luz los temores de muchos de nosotros.
(Vailima terminé de leer "El pintor de batallas" y me dejó conmocionada, me ha encantado, sin contar con todas esas notas que he ido sacando para repasar cuadros desconocidos u olvidados)

Vailima -

hombres...

TioPetros -

Yo leí de una sentada el primer capítulo y el último. Así no perdí demasiado tiempo...

Vailima -

El pintor de batallas de Pérez Reverte?
Lo leí este verano después de tenerlo apartado durante un considerable tiempo. Me lo recomendó un librero y lo compré. Tuve una época de arrepentimiento porque no me llamaba hasta que un día lo cogí y no lo solté. Me resultó triste y desolador. Si hago balance creo que me gustó.

Capitán Pescanova -

P.S.
Se agradece después de terminar de leer el soporífero "El pintor de batalla", menudo coñazo.

Capitán Pescanova -

Que imagen tan sencilla y tan sugerente a la vez, Magritte es un genio.

Vailima -

Herri, se han cruzado nuestros comentarios. No obstante, te perdono (jaja) tu incursión al mundo del coco surrealista pues sé que un buen amigo tuyo come de eso. jejejeje
estoy chistosa (casi pongo chistorra...)

Vailima -

Desestimo tu interpretación, Herri. Estamos hablando de Magritte. No busques nada en el título pues es poesía pura; ni el subconsciente tampoco. En su obra quedan abolidas las leyes naturales del tiempo y del espacio y según sus palabras (1928), su pintura es un mero escenario: "Una princesa atraviesa el muro, las frutas sobre la mesa representan pájaros, hay sombras no motivadas, tras las puertas abiertas no hay nda".
"Teatro dentro de la vida", así denominaba Magritte este fenómeno.
Aprovecho el momento también para comentaros que no he podido encontrar una imagen de la obra cuyos colores se acercaran más a los reales. Internet tiene sus cosas...

Herri -

En realidad no añado nada nuevo a lo que tu has escrito mucho mejor. Osea, que estamos de acuerdo en el fondo, en la forma te envidio.

Herri -

La obra bien puede representar el paso inexorable del tiempo (tempus fugit), el reloj marca el momento, nada hay en el pasado representado por el espejo, el tiempo avanza en una única dirección marcada por la locomotora, que además amenaza con atropellarnos; estaríamos viendo “El tiempo apuñalado”. Pero estamos ante un pintor surrealista; la parte superior es la parte consciente, el reloj marca un instante y el espejo refleja la realidad de lo que en ese mismo instante está sucediendo; la inferior es el inconsciente, la locomotora viene del pasado y se instala en ese instante, sería el recuerdo captado en ese momento; estamos viendo “El tiempo atravesado”, que es el título de la obra ha recibido en castellano (al menos así me consta).
Cualquiera de las dos interpretaciones son válidas, pero me quedo con la segunda, que tiempo me ha llevado comerme el coco :)

Vailima -

Gracias, gracias y gracias Rumor de nubes. El tiempo tiene la virtud de darnos consuelo. Aquellos momentos ingratos pasan y se desvanecen y los que creemos felices quedan marcados en nuestra memoria, ese album íntimo del que no queremos desprendernos.

Rumor de nubes -

Hay un reloj sin prisa
que ha olvidado el segundero,
hay instantes placenteros
que nacen de una sonrisa.

Hay un tiempo verdadero
lleno de abrazos y risas.
Un despertar, un tequiero
una mano, una caricia.

Si quieres ganarle al tiempo
olvida el miedo y su brisa,
pon la mano sobre el pecho
y búscate un reloj sin prisa.

Espero que como ese tren
sin destino mi felicitación
por tu trabajo llegue a su hora. Enhorabuena.
No vemos en las nubes.

Vailima -

Hay otra obra de Magritte (Charles, me he propuesto como cuestión personal que te guste René) titulada La voz del silencio (la voix du silence) que es tan enigmática como La duración apuñalada que os he traído hoy. No la he podido encontrar en la web y de ahí que no haya podido completar el post como hubiera querido.
También pido disculpas a todos vosotros que me haceis compañía en esta casa, porque últimamente no puedo responder a los comentarios como me gustaría. Vailima, tras tres largos años sabáticos, ha comenzado a trabajar de nuevo. Y ya sabéis todos que una no es Santa Teresa...
un beso

herzebeth -

¡es una belleza, me dejo pensando...! No sabia que era de Magritte. Respecto a temas de relojes y demas, dicen que Dalí copió a René Magritte,y este a Giorgio de Chirico,y este a Max Klinger, y asi...
¡buen dia!

Charles de Batz -

Mira que a mi no gustaba demasiado el René...

Gracias y Salud

cedovi -

Qué maravilla de cuadro, menudo ambiente misterioso el que genera, y es paradójico que con su quietud logre en el espectador semejante inquietud, como tú has demostrado con tu texto. Ése tren estático me ha recordado a los que De Chirico pintaba en espacios abiertos (aunque igualmente inquietantes). Como siempre que se visita la Divina Comedia, uno sale dichoso. Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres