Blogia
Vailima

HUMANAS VERGÜENZAS

“¿Qué es lo fantástico? ¿lo que no es natural, el ensueño, lo visionario? ¿lo absurdo, lo irracional, lo tabú? Quizá puede decirse que es todo lo que carece de la aquiescencia evidente de una época.”

W. Schmied


Tres figuras humanas de resina sintética, fibra de vidrio, pintura y cabello artificial ejecutadas por los hermanos Chapman. Tan humanas como monstruosas. Un tronco soporta el peso muerto de lo que sin duda sería un Cristo, amarrados los brazos, la cintura y los pies. Junto a él, otra figura pende también sujeta, apoyada su cabeza en el suelo, del tronco “cruz” eje de la escena. Del brazo, de la rama, surgen descuartizados los miembros de la tercera figura: el tronco sujeto e invertido, los brazos maniatados y la cabeza clavada en la punta. El final.

Tres cuerpos jóvenes y casi perfectos si no fuera porque han sido castrados. La mezcla de perversión y religiosidad convierten la escena en ambivalente y turbadora. El Hijo de Dios lo es todo menos hombre en la historia del arte porque hemos permitido que sea cubierta aquella parte de su anatomía que lo hubiera convertido en humano.

Entre 1810 y 1811, Goya refleja la misma escena en la estampa nº 39 de los Desastres de la guerra:


La crueldad del hombre por el hombre y para el hombre. La imaginación nos conduce a la más desoladora de las realidades. No hay redención posible. Sólo el fármaco subjetivo de observar que podemos perderlo todo. Y todo -esto es lo grave- es lo que precisamente nos hace ser hombres.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

isabelbarcelo -

Cuando en tu comentario hablabas de la representación de Cristo, no he podido evitar asociar esta terrible escena de muerte y mutilación con las que tantas veces ha practicado la iglesia para castigar a herejes, brujas y demás. La maldad no tiene límites y, quizá por eso, se ampara en todos los dioses. Saludos cordiales.

Vailima -

Precisamente por lo que apuntas, Vere, me parecía apropiada la cita (sobre todo la conclusión final) de W. Schmied que encabeza el post.
¿santa indignación? espera a que mi hijo mayor acabe los exámenes de final de curso y empezaré a sacar toda la santa y no santa indignación que llevo dentro. Mientras tanto, no me queda otra que apretar el estómago.

Vere -

Me refiero a Chapman, que va uno como loco.
Ya echamos de menos un post lleno de santa indignación en nuestra huesped :-)

Vere -

Goya mostraba lo que nadie quería ver de una "epopeya nacional" Hoy con los noticiarios plagados de cadáveres retorcidos, quemados y mutilados, me parece obsceno además de banal.

Vailima -

Nada, hombre, esta mañana cuando lo leía no me he podido resistir.
un saludo

mizo -

Obviamente, la imaginación está referida a muchas de sus obras incluidas en los caprichos y la serie negra, en este caso, como apunta cedovi, la imaginación corre a cargo del pueblo. Goya aporta la vista, el valor para plasmarla en obra y su genialidad.
La censura religiosa nos ha cerrado siempre la puerta que nos permitiría comprobar si el Hijo de Dios bajó a nosotros en forma de hombre.

cedovi -

Me ha gustado mucho la reflexión de W. Schmied, no le falta razón.
Tristemente en este grabado Goya no requiere de una imaginación morbosa para proyectar la obra, sino que es el propio pueblo, con su imaginación bestial y belicosa llevada a la práctica, quien le brinda con tremenda escena. Lamentablemente, a veces, ni el artista es capaz de expresar todo el horror del que es capaz el hombre. Por cierto, es muy destacable la ironía que utiliza Goya para glosar la imagen: !Grande hazaña! !Con muertos!
Podríamos considerar la frase como una crítica social muy moderna en cuanto a su estilo. Sin duda Goya tenía una sensibilidad fuera de lo común y con esta serie de grabados creó pequeños y memorables guernicas.
Un saludo, como siempre, Vailima, muy interesante tu Divina Comedia.

Salamandra -

Una guerra da para mucha barbarie, en este caso concreto no me parece que sea imaginación, puede que a Goya le contasen el hecho o lo viera él mismo en algún camino. "Grande hazaña", capturar a tres, seguro que en condiciones de superioridad, torturarlos y colgarlos para que sirvan de "ejemplo".

mizo -

La imaginación de Goya, la imaginación de un gran genio, un hombre que se atrevió a reflejar "mundos" que intuyen la mayoría pero casi nadie reconoce como realidad.
En voz baja: ¿No pecan los Chapman un poco de oportunismo?
Paseis buen día.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres