Blogia
Vailima

UNA DE LEWIS CARROLL PERO A LO BESTIA

Ayer lo ví por primera y última vez. La sensación escalofriante perdurará en mi recuerdo hasta dios sabe cuándo. Sólos en el salón, con luz tenue que apenas dibujaba nuestras siluetas, mi marido y yo tomamos ayer una difícil decisión. Aunque nos conocemos bastante bien, hay fragmentos de nuestra vida que todavía hoy (y ojalá sea por mucho tiempo más) todavía necesitan la aprobación del otro. Pues en ésas estábamos cuando con un hilo de voz casi imperceptible nos preguntamos:

- ¿Nos arriesgamos y vemos hoy “El Castillo de las Mentes prodigiosas”?

sólo nos faltó cogernos de la mano como cuando uno se monta en el avión, se abrocha el cinturón, y empieza a levantar el aparato con su propio culo. Empezamos a sudar y sin apenas atrevernos a cruzar nuestras miradas soportamos la mierda ésa hasta el segundo espacio de anuncios publicitarios.

¿Se imaginan ustedes el más surrealista, sangriento, pornográfico lienzo de El Bosco?
¿Se imaginan ustedes el jardín de la Alicia de Carroll contemplado por un esquizofrénico?
Pues no, nada que ver, todo lo anterior a la máxima potencia.



Uno de los participantes era un retrato clavado del Gato de Cheshire. Uno no sabía cuándo esta argentina tiene abierta o cerrada la boca. Su dentadura es lo más parecido a una película de caballos y sus labios se nos presentan como el producto de toda una vida entera dedicada a la succión de órganos sexuales masculinos. Es un híbrido humano vestido de la mejor caricatura que de un travestido puede hacerse. Sin desperdicio.

Otra participante, la bruja Lola, es prima hermana de la Reina de Corazones. Sus chillidos y vociferios nos hacían ensordecer. La mujer es ilimitada sin duda, porque no se sabe dónde termina la cabeza, dónde tiene el cuello, dónde comienzan las tetas y dónde termina la enorme barriga. Y todo este efecto mágico precedido por una pelambrera electrizante que más de uno denomiraría “pelo coño”. Lo peor de todo fue verla desayunar. Por dos motivos: porque su aspecto es ya asqueroso y repugnante vestida de gala, imagínense recién levantada; y porque al comerse una tostada con mantequilla, más que un humano recordaba al más cerdo de todos los animales de bellota del universo galáctico.
Sin desperdicio.



Del famoso y televisivo verdulero Paco Porras qué les voy a contar. Igualito, igualito, igualito que el Sombrerero Loco. Una versión despiadada de la Naranja Mecánica. Sin desperdicio.
El resto de participantes formaban un coro perfecto. Atuendos muy personales, muy brillantes, estrafalarios hasta decir basta. Mi marido me preguntó que qué hacía uno vestido de Papa. La leche, qué risotadas tan incontenibles...

Una vez que hemos visto a estos personajes, centrémonos en el bando de los representantes de lo “racional”.
Para no desentonar demasiado, el jurado soportaba en su espalda una llamativa capa de color fucsia. Junto a Javier Armentia se encontraba Aramis Fuster toda ella rodeada de miles de plumas también fucsias y un escotado palabra de honor de cuero negro que resaltaba a la perfección el lema “la arruga es bella salvo en dos tetas fofas”. Toda sencillez. Entre otros dos, el padre Apeles ejerciendo de Diostodopoderoso con esa mano que para sí la hubiera querido Miguel Angel cuando recreaba la Capilla Sixtina. Mano divina sin duda. Divina y acusadora.

Bendita cama, no ví el momento para hacerle la proposición a mi mantecoso. ¿nos vamos?
En cuestión de segundos, nos dirigimos como demonios de Tasmania hacia nuestro dormitorio.
No he tenido pesadillas porque tengo un dormir...

Cuando en el blog de Tio Petros se comentaba lo oportuno o no de la presencia del Sr. Armentia en este espacio del cutrerío patrio, yo rectifiqué un primer comentario porque me habían confirmado que los miembros del jurado otorgaban al programa su ración de escepticismo y racionalidad. Me temo que hoy me como con patatas mi rectificación en la bitácora de mi pariente. Lo mejor es que hoy vamos a comer papas unos cuantos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Vailima -

Jose, jejeje, has caído en la tentación y has visto el programa. Es la prueba de fuego: estamos cayendo todos. Nos podemos tragar lo que nos echen...
Tu excusa sólo vale a los tíos, si yo intentara encontrar un tio bueno en el programa...¡Dios! no quiero ni pensarlo, qué asco. Tenéis suerte.
un saludo

jose -

Bueeeeno se salva por la presentadora. Anda que no tuvo ojo el Selu... ;)

Vailima -

Jose, el único motivo por el que decidí ver esa cutrez fue porque Tio Petros comentaba en un post lo oportuno y beneficioso de la presencia o no de Javier Armentia. Antes de juzgar (y eso que Tio Petros ya lo había hecho) hay que ver. Pues ya vimos si... menuda mierda.
Un saludo

jose -

¿Cuándo vas a dejar de ver la tele?
Yo dentro de na me voy a permitir una excepción: he comprao por correo la primera temporada de Doctor en Alaska :DD

Me acuerdo cuando la Lola salía en el canal47, que cuando empezó a sacarla Fuentes en CM nos echamos unas risass xDD "ira quien éeee!" xD

Vailima -

fe de erratas: en el comentario anterior he escrito "excudarme" en lugar de "escudarme" .

Vailima -

Cuando inauguraron la librería Lagun de Donoti, tantas veces quemada y asaltada, en su nueva ubicación, me compré una edición ilustrada de Alicia en el... y A través del espejo que es una maravilla. Los cuentos "per se" pueden no gustarte, o al menos no tienen porqué parecerte maravillosos. Tienen su aquel y el velo en el que fueron escritos les hace ser más sugerentes.
Con respecto al programa que comentas de "confianza ciega"... leches, no nos perdíamos uno los domingos a la noche. Es una confesión que negaré siempre pero es que eran de lo más morboso y el putiferio era increíble. Bueno, siempre podré excudarme en mi interés por la antropología.
un saludo
p.d. haz un esfuerzo y ve el programa de las mentes la semana que viene. Eso sí, ten preparado el inodoro, bien para vomitar o para acoger en su seno una inminente diarrea.

Avelino -

Ja ja ja, muy bueno. Tras leer tu artículo no me va a quedar más remedio que echarle un vistazo a semejante engendro, aunque así, sin anestesia, puede resultar un tanto duro...

La verdad es que veo poquísimo la tele, y desde que tengo Internet, aún menos. Eso sí, no puedo negar sentir cierta curiosidad hacia la telebasura más 'simpática', y supongo que el programa que citas será uno de ellos.

Nunca he visto OT y de Gran Hermano sólo vi la primer edición, pero reconozco que hay cierta telebasura 'con encanto' que de vez en cuando me hace gracia. Como paradigma, sin duda, "Confianza ciega".

Cambiando de tema, y hablando de Alicia, temo confesar que debo ser una de las pocas personas a las que no les encantó ese libro. Y eso que me gustan las matemáticas -muchos matemáticos lo citan-. Tal vez fuese porque lo leí en inglés, para dármelas de intelestual, o porque sólo lo leía en el autobús, en la cola del médico o en la del supermercado y por ello nunca llegué a meterme a fondo en el relato. Quizá leyéndolo en otro ambiente y más calmado...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres