Blogia
Vailima

HISTORIAS DE LA MALA SUERTE

HISTORIAS DE LA MALA SUERTE Decía Camus que “todas las grandes acciones y todos los grandes pensamientos tienen un comienzo irrisorio”. Lo mismo que el mundo del absurdo “extrae su nobleza, más que ningún otro, de este nacimiento miserable”.

A pesar de esta singular procedencia de actos y pensamientos humanos, estarán de acuerdo conmigo, que no existe parto sin dolor. Y la crueldad que subyace en la existencia del Hombre es más dolorosa cuanto más cómica sea, cuanto más tenga de comedia. La comedia y la tragedia poseen una fina ligazón, apenas perceptible, que las convierte en hermanas de sangre. El destino nos aplasta implacable en forma de tragedia cuando estamos condenados a empujar una roca hasta lo alto de la montaña desde donde la piedra vuelve a caer por su propio peso y en forma de comedia cuando un hombre es aplastado por una gran roca mientras discretamente y bajo el amparo mismo de lo que le acarreará su muerte, se folla a una gallina (1).

En nuestros días, Sísifos y zoofílicos de miserables e irrisorias acciones caminan por diferentes sendas para llegar al mismo destino: la falta de esperanza. Y ésta es la que precisamente nos empuja al sueño. ¿Qué Hombre no sueña alguna vez? Incluso el que todo lo tiene sueña porque el deseo es un ave que constantemente nos come el hígado sin piedad y con lascivia. En nuestra inhumanidad construye su nido el deseo y su voraz apetito nos hace frágiles. Deseos y sueños nos convierten en presas vulnerables y el coro de figurantes llora y aplaude haciendo de lo humano un espectáculo. Nuestras pasiones y nuestros tormentos nos señalan como héroes del absurdo, como personajes indiscutibles de historias de la mala suerte.

En 1932 Picasso pinta Le rêve y en 1997 el sueño del artista se convierte en el sueño de un magnate de Las Vegas llamado Steve Wynn. Hace un par de semanas el millonario había cerrado el trato: vendería su sueño por 139 millones de dólares. Pero el deseo siempre tiene problemas de visión y en la historia que nos ocupa se llama retinitis pigmentosa, enfermedad que daña la visión periférica. Comienza el espectáculo y el público está expectante. El sueño se convierte en pesadilla y las hermanas de sangre se unen en su magistral representación del destino. Wynn explica a unos amigos detalles del lienzo, en concreto, les advierte sobre el pene que forma parte del rostro de la amante de Picasso y en ese fatídico momento el codo del magnate retrocede de tal forma que provoca un agujero en el cuadro del tamaño de un dólar de plata.El honrado soñador ha deshecho la venta. Los dioses castigaron a Sísifo, la caprichosa naturaleza al follador de aves galliformes y la pigmentosa torpeza al cazador de sueños.

Goethe decía: “mi campo es el tiempo”. Sin embargo, el Hombre no ha aprendido nada. Seguiremos arando ese campo como trabajadores inútiles del infierno.

 

(1) noticia aparecida en la revista Interviú hace años de la que no poseo datos de publicación pero que guardo en mi memoria por el público final de aquel peculiar amante de la naturaleza y los seres vivos que no llegó a comprender nunca el mensaje que lanzaba en sus documentales nuestro estimado Félix Rodríguez de la Fuente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Vailima -

¿Chile?

Vailima -

herzebeth: ¿al desierto? ¿al norte?, ¿pero dónde vives?
Buen viaje, buen fin de semana.

Vailima -

Es curioso, que ante un millonetis como él todos pensemos sin excepción:
"pobre hombre".
Paradojas de la vida.

Óscar -

Efectivamente, querida, esto es lo que podría llamarse un episodio de torpeza extrema. Transitoria, quizá. Pero desde luego, de calculable valor: más de 150 millones de euros...

Toma ya...

herzebeth -

te he leido con mucho interes toda la semana, vailima, pero por estas estamos con fin de cursos y mañana nos vamos al desierto, al Norte, por diez dias: tendre el placer de reconectarme a mi vuelta. ¡gracias por el genial trabajo que haces!

Jorenob -

Pobre hombre, pero es muy cómico, siento ser tan cruel.

No me puedo imaginar la cara que pondría al darse cuenta, de lo que sin querer había provocado.

Un saludo.
Muy buen post.

telemaco -

La verdad es que lo que le ha pasado a este hombre es una auténtica putada.

Efectivamente del mismo calibre que la que le ocurrió al follador de gallinas

Me vuelvo a arar un rato el infierno que al final me va a pillar el jefe .. dedicándome a soñar en tu blog en lugar de bajar corriendo una vez más a por la roca.

Pero esta vez cuando llegue hasta ella, y comience a empujarla montaña arriba ... miraré debajo .. por si hay algún follador de gallinas aplastado.

Gracias por romper mi rutina.

TioPetros -

Plas plas plas plas.

Querida esposa: te vas superando día a día.

Enhorabuena por este magnífico post.

TP
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres