Blogia
Vailima

COMPLEMENTARIOS

Uno de los atractivos que dispensa cualquier forma de conocimiento es esa sensación casi infantil -que se da en mi caso raras veces- de comprobar que lo aprendido bien aprehendido está. El románico, en este aspecto, me aporta más de una satisfacción de este tipo bien sea porque creo que ya sé “pescar” las excepciones, bien porque ya me veo capaz de encontrar una seña de identidad en un conjunto arquitectónico separado geográficamente. Permítanme un apunte sobre este último.

Cualquier seña de identidad nos hace particularmente reconocibles y, en ocasiones, es muy fácil identificar la misma mano en lugares diferentes. Para ilustrarlo, vamos a detenernos hoy en dos capiteles que se encuentran en dos iglesias cercanas que remiten el uno al otro, de tal forma, que ambos son fundamentalmente el mismo y simbólicamente no tienen diferencia alguna. El primero forma parte de la portada meridional de la iglesia de San Miguel Arcángel en la población de Biota, en la comarca zaragozana de las Cinco Villas:


Y el segundo se encuentra en la portada de la iglesia de San Salvador de Ejea de los Caballeros , en la misma comarca.

La mano del maestro de San Juan de la Peña se revela con pulso firme en ambos capiteles donde la simetría de contrarios está presente en cada uno de ellos: al hieratismo del músico se contrapone el movimiento de la bailarina de tal modo que aunque el músico se encarga de lo sonoro, permanece estático y aunque la danzarina no emite ruido alguno, ejecuta movimientos acrobáticos y sensuales al son de la música. Uno y otro son indispensables para la realización de la obra de arte en la que la unión de elementos complementarios -que no antitéticos- trasciende a ambos personajes.
A medida que nos vamos acercando a la casa del maestro, es decir, a San Juan de la Peña, seguimos admirando capiteles similares, como estos dos de San Juan de Agüero, ya en la provincia de Huesca:


Y contiguo a este capitel, en la portada, se nos revela este otro:

Estos capiteles son el segundo y tercero de la izquierda de la portada sur de la iglesia de San Juan de Agüero. En uno vemos la escena previa a la danza, cuando la bailarina se dispone a comenzar el baile, y en la segunda podemos admirar una vez más el cuerpo literalmente doblado en una postura idéntica a la de Biota o Ejea de los caballeros, mostrada más arriba.

Yo no sé ustedes, pero me apasiona esta mano tanto como la de Tio Petros cuando tomaba estas fotografías allá por marzo de 2006. Que las disfruten. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

mamen -

Si, Inde, también en El Frago tenemos a la bailarina-contorsionista del Maestro de Agüero. Lo que no sé lo que nos durará la de san Antón... Es una pena que todos esos restos de la portada románica estén por los suelos o al alcance de cualquiera. ¿No hay una ley que proteja estos bienes?. Un abrazo

Vailima -

Inde, pues te tomo la palabra y en la próxima salida que hagamos a tus tierras te pego un toque y merendamos o cenamos o comemos o bebemos.
un abrazo

Inde -

Conozco esos capiteles (soy de las Cinco Villas) y también he trazado la ruta imaginaria que llevó a ese tallista (escultor, artista, en fin) desde San Juan de la Peña hasta la tierra llana. Y bien llana, porque en la iglesia de San Antón de Tauste (que hoy está convertida en un pastiche infecto después de la restauración que le infligieron hace unos veinte años, pero que conservaba una parte románica, hoy casi invisible) encontraron un par de capiteles tallados y en uno de ellos aparecía esa misma bailarina, clavadita a la de Ejea, con su músico. Está claro que esa cuadrilla de artistas se puso de moda por nuestros pagos...

Y ahora puede que la memoria me juegue una mala pasada, pero juraría que en la iglesia de El Frago, cerca de Biel, hay otra parecida. (Si no conocéis El Frago os lo recomiendo, ya que sois amantes del románico. Avisadme y merendamos.)

ladydark -

La verdad es que desde vuestro punto de vista el románico cada vez se me hace más y más interesante. Por cierto Jafatron, tampoco hace falta que viajes mucho, en Sant Cugat del Vallés hay un estupendo monasterio que también tiene músicos y bailarinas ;).

roccomejia -

Buenas noches Vailima!!!Este es mi momento de remanso diario. Estoy aprendiendo a VER los detalles arquitectónicos a partir de leer tus comentarios, principalmente sobre el románico (que tan bien sabes apreciar). Gracias por ayudarme a mi relax nocturno.

anarkasis -

si la piedras hablaran, menudo gallinero en los pórticos,

Vere -

Es muy interesante seguir el camino de tu mirada sobre las piedras románicas y muy curioso el tema de la contorsionista y su posible simbolismo.

oktomanota -

me facinan esas cosas , tan bonitas

Jafatron -

Una pena no saber de estas cosas cuando la vida me llevaba casi involuntariamente por esas tierras. Ahora el viaje debería ser completamente voluntario, pero también es verdad que tengo, gracias a vosotros, unos cuantos motivos más.

peggy -

Vaya , no conocia esos relieves .....

Salamandra -

Recuerdo haber visto a "la bailarina" en un capitel de la iglesia de San Pablo, en Úbeda. Me imagino que alguien imitaría el estilo del maestro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres