Blogia
Vailima

VINCHUCA



amer., 1789, “especie de chinche de gran tamaño”. Del quichua; probte. de uihchúcucc “que cae arrojado”, adjetivo verbal de uihchúcui “precipitarse, arrojarse”, porque así se lanza desde el techo sobre los durmientes.

¡Qué mejor apelativo que éste para nuestro estimado Jose María Aznar!
Le ha dado por viajar a lo largo y ancho de este mundo emulando no a Su Santidad Juan Pablo II (porque eso sería una osadía) pero sí recuerda a aquel personaje de tv. de mi infancia llamado Capitán Tan.
Y es que ya se sabe qué ocurre con las chinches: además de ir de un lado para otro, no paran de joder. Y es que las venganzas nunca fueron buenas y una vez que el pueblo soberano arrojara a este indeseable, le ha debido de gustar esa sensación de “caída al vacío” e intenta arrojarse sobre nosotros creyéndonos dormidos.

Las últimas declaraciones desde Alemania no tienen desperdicio: España se está encongiendo, señores, hasta tal punto que hasta los homosexuales se casan entre sí.
Vaya, pues sí que estamos encongiendo. Claro, que visto desde la óptica de un hemíptero es mucho decir cuando el mundo le viene grande. Ya lo dijo un filósofo. España tiene la menta tan grande que los árboles nos impiden ver el bosque.
Para eso tenemos nuestra vinchuca particular y patria que acompañada de Fragas y Carminas Ordoñez enseñan al universo que España iba bien.

Menos mal que ya saben ustedes su final:
Contra el chinche, Zapatazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

5 comentarios

Nfer -

Tío Petros, no sabía que estábamos en guerra contra los insectos.
Vailima, hoy he descubierto este rinconcito maravilloso, y va mi opinión: no vale declarar guerra a un enemigo poderoso, más cuando el enemigo conoce todos nuestros puntos débiles, y de ellos se aprovecha y se multiplica por todo el mundo: donde ha ido el hombre, detrás van los insectos. Donde ha llegado el hombre, los insectos se adaptaron a él.

Mi Cosme es entomólogo, y cuando le preguntan porqué había elegido esa especialidad, responde "porque son maravillosos, y además, nunca me quedaré sin trabajo".
En la película "Casas de fuego" el actor Miguel Angel Solá, que interpreta al Dr. Salvador Mazza, exhausto, agobiado, impotente ante la indiferencia de las autoridades sanitarias, empieza a quemar las casas/rancho, en un acto de desagravio tan cargado de simbolismos que estremece.
Más y mejor lo encontraréis en http://www.almargen.com.ar/sitio/seccion/actualidad/chagas/

Vailima -

Silgra, aquí creíamos que con el método URNA SPRAY ANTI VINCHUCAS nos íbamos a olvidar de la bicha, pero ya ves que no. Como bien dices, seguiremos investigando...
un abrazo

TioPetros -

Animo, Silgra. Ganaremos la batalla contra los insectos.

Silgra -

En mi país, Argentina, la vinchuca transmite la enfermedad de Chagas-Mazza a través del tripanosoma, microbio que se convierte en parásito cíclico entre las células y la sangre del organismo infestado. La vinchuca no transmite este parásito en el acto de picar o succionar, sino que lo hace a través de sus eyecciones, las que usualmente deposita sobre la herida de succión, facilitando el acceso del parásito al flujo sanguíneo. Anidan en grietas, comisuras, etc. Son comúnmente localizadas en techos de paja o chozas de barro o adobe, por lo que las poblaciones más pobres son las más expuestas a esta plaga. Tienen hábitos nocturnos.
se alimentan exclusivamente de la sangre de sus huéspedes (el hombre o cualquier otro mamífero) por medio de su aparato bucal picador y chupador.
Como verás las similitudes con nuestros políticos son extraordinarias, quizás la ciencia en breve pueda hacer el análisis genético completo de ambas especies y verificar que la equivalencia es del 100%. Lamentablemente, para ninguna especie ha servido el método del zapatazo (o cacerolazo)... seguimos buscando nuevos métodos para minimizar sus efectos. :(

Raschid -

Contra el chinche, zapatazo. Y para ello, Zapatero, jejeje
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres