Blogia
Vailima

MEMENTO MORI

“En él la exactitud nunca degenera en dureza”

Goethe

Comparto esta visión de Goethe sobre Holbein. Exactitud, minuciosidad, virtuosismo a la hora de plasmar texturas, maestría en la composición. De sus obras, hay una que siempre me ha llamado la atención:

 

 

 

Se trata del óleo de Los embajadores cuyos protagonistas aparecen representados como “los constructores de la modernidad europea”. Rodeados de una esfera celeste, algún compás, un reloj solar, sextantes, cuadrantes, un mapamundi de Schöner, un libro de himnos… y una figura ovalada y en diagonal que ocupa la parte inferior del cuadro, aquella que corresponde justamente con lo que se presenta a los pies de ambos embajadores.

Su lectura es imposible a nuestros ojos, al menos desde el ángulo en que contemplamos el resto de la obra. Nos encontramos en el lugar equivocado porque sólo en una posición de 90º respecto al ángulo de visión normal y pegándonos literalmente al borde del marco, podremos descubrir de qué se trata:

 

 

Este recurso se denomina anamorfosis y como todo en Holbein, este virtuosismo también alcanza a la perspectiva. La calavera que planea bajo los pies de los embajadores es un memento mori: la advertencia de que la muerte está presente aunque no seamos capaces de verla y que el conjunto de nuestras vanidades arderá en la hoguera cuando ella se manifieste en su verdadera dimensión.

 


 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Roccomejía -

Qué tema! Me llevó a buscar otros ejemplos y los hay. Y muchos, hasta Leonardo Da Vinci, Holbein y varios más. Siempre Vailima actúa para mí como un disparador para adentrarme en temas que los he visto pasar y no me detuve a observarlos - Gracias Vailima y pronta salud.

Naboleon -

Yo también llegué por casualidad, me gustó lo que ví y leí, y me quedé. También he sido de los que ha buceado en Internet para saber mas sobre la propuesta de hoy de Vailima. Me he quedado maravillado de todo el simbolismo que rodea a esta magnífica OBRA DE ARTE. Una propuesta genial la que nos ha sido dada hoy para descubrir y enriquecer nuestros atribulados espíritus. "Saludos a todos"

Salamandra -

"La canina" es la denominación popular en Sevilla de uno de los pasos de la cofradía del Santo Entierro.
Ver:
http://www.santoentierro.org/triunfo.html
No es "esa luz", no te preocupes.

anarkasis -

consecuentemente, con su utilidad, la dirección para que les pidan las gorras es: Holbein el joven, cementerio viejo de los palcos, lápida 2546, Londres

Vailima -

¿lo de la canina?
dios, estoy delirando y veo la luz...

Salamandra -

Cuídate de la gripe, puedes hacer como es cristo del cuadro de Holbein, esconderte entre lienzos y mirar.

Menos mal que has puesto lo de "la canina", hay quien piensa que es un hueso de sepia.

Herri -

Retrato convertido en bodegón científico, convertido en vanitas, y resuelto con la gran maestría del maestro.
Por poner una cita: "Donde quiera que miro sólo veo la imagen de la muerte" (Ovidio), y yo añado, casi siempre distorsionada, pero cuando la ves de verdad se está riendo la jodía.

Vailima -

Al más viejo de los del palco, bienvenido y siéntate (si me permite tutearle) cómodo. Te puedes traer también a tu amigo aunque hasta los viernes aretinos no creo que necesitaréis las protagonistas de vuestro post de hoy.
Mizo: tengo un gripón de los que hacen historia y mi careto es lo más parecido a la figurilla del último nivel. Estoy contigo en la dificultad de la técnica.
Salamandra: estás en lo cierto, lo celeste, lo terrenal, la muerte, la religión, la ciencia y otra vez la muerte.
Bonito epitafio, gracias.

Salamandra -

He visto por ahí que los estantes representan: lo celeste , lo terreno y si se quiere tomar el suelo como último nivel, la muerte.
"Ni el poder ni la riqueza, sólo la ciencia y el arte persistirán" epitafio de Tycho Brahe.

mizo -

¿No hay nadie? Bueno, pues me asomo.
Que me decía yo que en aquellas épocas me parece harto difícil pensar, diseñar y ejecutar estos juegos basados en ilusiones ópticas, pero dejando aparte los actos meritorios, me da por discurrir sobre la situación en sí, la utilización de lo que a priori será probablemente una obra de arte que perdurará en el tiempo, del ¿conocimiento y reconocimiento? del público, de la participación no sé si informada o consentida de los protagonistas y un montón de cosas más hasta llegar a rozar los peligros de mosquear a los entusiastas de la hoguera para limpiar lo que se salía de lo normal.

el viejo más viejo del palco -

Llegué un día a tu blog por casualidad, como a tantos otros. Sin embargo, aquí vuelvo a diario y, a pesar de la edad, cada entrada me hace aprender algo. Felicidades.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres